IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

MENSAJE DEL PRESIDENTE

“Urgente necesidad de implementar la Reforma Hacendaria y otras reformas que el país requiere”

Como fue del dominio público, en días pasados la SCJN declaró la constitucionalidad del IETU. En esta sentencia la Corte señaló, entre otras cosas, que el IETU es un impuesto diferente al ISR, toda vez que tiene un objeto de gravamen diferente a éste último.

Es evidente que el fallo de la Corte, representa un retroceso en materia de competitividad para el país, por el hecho de mantener dos impuestos sobre la renta. Tema que nuestro Vicepresidente de Asuntos Fiscales, tratará con mayor detalle en unos momentos más.

Para lograr una mayor competitividad en el contexto internacional, se requiere de voluntad política por parte de nuestros legisladores, para empezar a trabajar en reformas estructurales que el país requiere, y por supuesto enfocarse en la creación de una reforma tributaria integral.

Por ello, es necesario que se revise y reforme de manera completa el sistema tributario mexicano, pues es un hecho que los niveles de recaudación en México han sido tradicionalmente bajos, pues no hemos logrado sobrepasar importes que representan 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país, cuando la media en las naciones que integramos la OCDE es de 25 y la media de los países de América Latina es de 15 por ciento.

En el IMCP estamos convencidos de que para poder alcanzarlo, es urgente contar con un esquema fiscal que sea claramente competitivo en el contexto internacional y para ello requerimos incorporarle al nuestro, ente otras cosas:

  • Que se haga cumplir con el mandato constitucional de que TODOS los mexicanos contribuyamos para el gasto público. Hoy día el 60% de los participantes en la economía se encuentran en la informalidad, en la ilegalidad y, en consecuencia no pagan impuestos.
  • Que se recargue la recaudación mucho más en los impuestos indirectos (IVA, IEPS, Ecológicos, etc.) y mucho menos en los impuestos directos como el ISR, reduciendo la tasa actual del 30%, eliminando el IETU y estableciendo un impuesto mínimo complementario que sea de fácil cuantificación.
  • Que se eliminen los regímenes fiscales que no tengan una justificación social o económica.
  • Que las disposiciones fiscales tengan la permanencia necesaria para mantener el rumbo seleccionado y no se estén modificando constantemente con fines estrictamente recaudatorios.
  • Que se federalicen los impuestos. Es urgente que los estados y municipios recauden los impuestos que le son naturales de manera eficiente y asumiendo ante sus conciudadanos la responsabilidad del adecuado ejercicio de estos recursos.
  • Que se otorguen verdaderos estímulos fiscales que promuevan la inversión, la investigación y el empleo, de los que México ha carecido.
  • Que se simplifiquen las disposiciones fiscales.
  • Que se fortalezca la seguridad jurídica.
  • Que se dote ya de independencia al SAT para que su actuación responda a criterios estrictamente profesionales y no de otro tipo.
  • Que se haga lo necesario para que inicie ya operaciones la Procuraduría del Contribuyente.