IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

INDICADORES ECONÓMICOS

CHINA
La deuda del gobierno central ascendió a 11.7 billones  de yuanes (1.7 billones de dólares) hasta el final del tercer trimestre, según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda. La cifra se incrementó en 530,000 millones de yuanes frente a la de finales del segundo trimestre.

China alcanzará su meta de crecimiento de 6.5-7 por  ciento este año, una señal tranquilizadora para una economía mundial “débil y vulnerable”, dijo la agencia de noticias estatal Xinhua. Tampoco sería fácil para China mantener un crecimiento estable en 2017, aseguró, “debido a la persistentemente débil demanda externa, el continuo  desapalancamiento y la presión de la reducción de capacidad, y una ralentización del sector inmobiliario”.  Pero, agregó que a diferencia de otros países, China posee la  flexibilidad para evitar un fuerte declive de la actividad a medida que reestructura su economía hacia el consumo y los servicios. Advirtió que los socios comerciales sólo tendrían acceso al mercado interno chino si otros países le dan un acceso similar, en un guiño al creciente sentimiento de proteccionismo global, una tendencia preocupante para el mayor exportador mundial.

JAPÓN
Los miembros de la Junta de Política Monetaria del Banco de Japón dijeron que la recuperación económica del país continúa moderada, aunque las exportaciones y la  producción eran lentas, debido a los riesgos a la baja derivados de la desaceleración en las economías emergentes, señalaron las minutas. La Junta observó que es probable
que las exportaciones aumenten moderadamente a su debido tiempo, cuando los efectos de la desaceleración en las economías extranjeras y la apreciación pasada del yen probablemente disminuyan gradualmente. En la reunión, el banco decidió seguir aplicando una tasa de interés negativa de -0.1% a los saldos de las tasas de interés en las cuentas corrientes mantenidas por las instituciones financieras. El banco también dijo que compraría JGBs de modo que los rendimientos de JGB a 10 años se  antuvieran
en cero por ciento. El banco mantuvo el tamaño de su compra de bonos del gobierno “más o menos en línea con el ritmo actual” de 80 billones de yenes por año, con el fin de alcanzar la meta de estabilidad de precios. “El banco continuará con el” QQE, con el objetivo de alcanzar la meta de estabilidad de precios del 2 por ciento, siempre y cuando sea necesario para mantener esa meta de manera estable”, señalaron las actas.