IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

ORGANIZACIÓN PARA LA COOPERACIÓN Y EL DESARROLLO ECONÓMICOS (OCDE)

La economía mundial se recuperará este año con un cre­cimiento del 5.6% y se expandirá un 4.0% el próximo año, dijo la OCDE. El panorama económico mundial ha mejo­rado a medida que se acelera el lanzamiento de la vacuna COVID-19 en algunos países y Estados Unidos lanza un nuevo y vasto paquete de estímulo. Pero indicó de riesgos sobre la forma de qué tan rápido las autoridades administran las vacunas a las personas, qué tan pronto se le­vantan las restricciones y si las nuevas variantes del co­vid se mantienen bajo control. La OCDE dijo que el dinero del gobierno inyectado en la economía corre el riesgo de terminar en los ahorros de los consumidores si no pueden volver pronto a una vida más normal.

La actividad económica se expandió modestamente des­de enero hasta mediados de febrero para la mayoría de los distritos de la Reserva Federal. La mayoría de las em­presas se mantienen optimistas con respecto a los próxi­mos 6 a 12 meses, a medida que las vacunas COVID-19 se distribuyan más ampliamente. Los informes sobre el gasto del consumidor y las ventas de automóviles fueron mixtos. Aunque algunos distritos informaron leves me­joras en la actividad de viajes y turismo, las condiciones generales en el sector del ocio y hospedaje continuaron limitadas por las restricciones vigentes de COVID-19. A pesar de los desafíos de las interrupciones de la cadena de suministro, la actividad manufacturera en la mayoría de los distritos aumentó moderadamente con respecto al informe anterior. En los servicios no financieros la activi­dad fue mixta, la mayoría mencionó tasas de morosidad más bajas y niveles elevados de depósitos. Los distritos que informan sobre energía observaron un leve repunte en la actividad relacionada con la producción de petróleo y gas y el consumo de energía. La mayoría de los distritos dijo que los niveles de empleo aumentaron, aunque len­tamente. La escasez de mano de obra es más aguda entre las ocupaciones poco calificadas y los puestos comercia­les calificados. En general, se esperan modestas mejoras en el empleo a corto plazo. Los informes sobre el poder de fijación de precios fueron mixtos. Varios distritos in­formaron que anticipan modestos aumentos de precios durante los próximos meses.

El Banco Central Europeo, en su reunión de política mo­netaria, dijo que aumentará sus compras de bonos de emergencia durante el próximo trimestre en función de las condiciones del mercado y dejó sin cambios sus tasas de interés clave. El BCE dijo que usaría su Programa de Compras de Emergencia Pandémica (PEPP) de EUR 1.85 billones de manera más generosa en los próximos meses para detener cualquier aumento injustificado en los cos­tos de financiamiento de la deuda. El Consejo indicó que las compras continuarán, al menos, hasta finales de marzo de 2022 o cuando termine la fase de crisis del coronavirus. Indicó que no utilizará la provisión de PEPP en su totali­dad si se pueden mantener condiciones de financiamiento favorables con flujos de compra de activos. El Consejo de Gobierno mantuvo la tasa principal de refinanciamiento sin cambios en un mínimo histórico de cero por ciento y la tasa de depósito la dejó sin cambio en -0.50%. La tasa de facilidad marginal del crédito permaneció en 0.25%.

El Banco Central Europeo elevó su estimado de cre­cimiento de la zona del euro para este año a 4.0% des­de 3.9% y la proyección para el próximo año se redujo a 4.1% desde 4.2%. La perspectiva para 2023 se mantuvo en 2.1%. Es probable que el PIB real se contraiga nueva­mente en el 1T-2021 debido a la persistencia de la pande­mia y las medidas de contención asociadas, dijo el banco. Los riesgos que rodean las perspectivas de crecimiento de la zona del euro a mediano plazo se han vuelto más equilibrados, aunque los riesgos a la baja, principalmen­te de las mutaciones del virus, permanecen en el corto plazo, dijo la presidenta del BCE Lagarde. El personal del BCE elevó el pronóstico de inflación para este año al 1.5% desde el 1.0%, y la de 2022 a 1.2% desde 1.1%. La proyec­ción para 2023 la mantuvo en 1.4%. Las proyecciones de inflación para este año y el próximo se elevaron en gran parte debido a factores temporales y a una mayor infla­ción de los precios de la energía.

Ver articulo completo, clic aquí.