IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

INDICADORES ECONÓMICOS

La economía mundial está en camino de crecer 4,0% en 2021, suponiendo que la vacunación contra la COVID-19 se generalice a lo largo del año, señaló el Grupo Banco Mundial en su edición más reciente de las Perspectivas Económicas Mundiales.

Los precios mundiales de los alimentos subieron en no­viembre por sexto mes consecutivo, llegando a un máxi­mo de casi seis años. El índice de precios de la FAO pro­medió 105.0 puntos en noviembre frente a un revisado de 101.0 en octubre, observando la mayor alza mensual desde julio de 2012. La FAO indicó además que las cose­chas de cereales en todo el mundo seguían en camino de alcanzar un récord anual en 2020, a pesar de que recortó ligeramente sus pronósticos por tercer mes consecutivo.

Al concluir la reunión anterior del 16 de diciembre, el Co­mité Federal de Mercado Abierto mantuvo su tasa de referencia en un rango de 0% a 0.25% y la compra de bonos a un ritmo mensual de $USD 120 mil millones. De acuerdo a las actas, los participantes señalaron que, con el empeoramiento de la pandemia en el país, la expansión probablemente tardaría meses en llegar. Por el contrario, comentaron que las noticias positivas sobre las vacunas habían mejorado las perspectivas económicas a mediano plazo. A la luz de esta evaluación, todos consideraron que mantener una postura acomodaticia de la política mo­netaria fue fundamental para impulsar la recuperación económica y tender a una tasa de inflación promedio del 2 por ciento. Los participantes vieron incertidumbres sig­nificativas con respecto a la rapidez con que se llevaría a cabo el despliegue de las vacunas, así como la forma en que los diferentes miembros del público responderían a la disponibilidad de vacunas. Los participantes mencio­naron la perspectiva de que la liberación de la demanda reprimida, vacunaciones a mayor escala y alivio del dis­tanciamiento social, podría impulsar el gasto y devolver a las personas al empleo más rápido de lo esperado actual­mente. Varios señalaron que, una vez que se hubieran lo­grado avances sustanciales hacia los objetivos de máxi­mo empleo y estabilidad de precios, se podría iniciar una reducción gradual de las compras de activos que podría seguir una secuencia similar a la implementada durante el programa de compras de gran escala en 2013 y 2014.

De acuerdo al Libro Beige, la mayoría de los distritos de la Reserva Federal indicaron que la actividad econó­mica aumentó modestamente desde el reporte anterior, variando entre distritos. Los informes sobre el gasto del consumidor fueron mixtos, en gran parte debido al recien­te aumento de casos de COVID-19 y a medidas de conten­ción más estrictas. La actividad en el sector energético se expandió por primera vez desde el inicio de la pandemia y la actividad manufacturera continuó recuperándose en casi todos los distritos, a pesar de los crecientes infor­mes de desafíos en la cadena de suministro. La actividad inmobiliaria residencial se mantuvo fuerte. Los volúme­nes de préstamos tuvieron pocos cambios, y algunos anticipan una mayor demanda de los prestatarios en los próximos meses para nuevos programas de préstamos respaldados por el gobierno. Las vacunas COVID-19 ha reforzado el optimismo empresarial para el crecimiento de 2021, aunque esto se ha visto atenuado con el reciente resurgimiento del virus y las implicaciones para las con­diciones comerciales a corto plazo. La mayoría de los dis­tritos informó que el empleo aumentó en forma lenta y la recuperación siguió siendo incompleta, al tiempo que los salarios subieron modestamente, pero en general perma­necieron débiles. Casi todos los distritos experimentaron aumentos modestos de precios desde el último informe, y el crecimiento de los precios de los insumos siguió supe­rando al de los productos y servicios terminados.

Ver articulo completo, clic aquí.