IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

Para que realmente exista un fortalecimiento económico del país, es necesario que el gobierno federal haga un mayor esfuerzo por reducir el gasto corriente en rubros como telefonía móvil, viáticos y otros servicios que no son necesarios, exhortó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

“El IMEF considera necesarias las medidas específicas que brinden certeza a la ciudadanía de un verdadero plan de austeridad, enfocado a acciones que limiten o cancelen de manera inmediata gastos dispendiosos y prescindibles”, expuso en un comunicado Adriana Berrocal, presidenta nacional del IMEF.

Consideró que, si bien el IMEF recibe a bien el anuncio del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar propuesto por el Gobierno Federal, es necesario sumar más elementos para poder enfrentar los retos que se tienen en el país.

Expuso que, se debe contemplar la disminución de recursos de las dependencias, programas superfluos y gasto corriente que permee hacia los tres niveles de gobierno, acompañado de un frontal combate a la corrupción y su impunidad.

Otros gastos que son imprescindibles son: servicios de telefonía celular en todo el aparato administrativo gubernamental; la compra y servicio de automóviles; compactación física de espacios de las oficinas gubernamentales y eliminación de oficinas privadas para funcionarios que no lo requieran.

También, la liberación de inmuebles en arrendamiento y limitación del horario de trabajo en todas las dependencias gubernamentales y a todos los niveles.

“Lo anterior, con el objetivo de realizar un ajuste significativo y tangible que sea congruente con la coyuntura. Dicho plan de austeridad deberá estar acompañado de transparencia de información para dar seguimiento a su cabal cumplimiento”, recalcó Berrocal.

Respecto a las implicaciones del alza en el precio de las gasolinas y de acuerdo con análisis preliminares de los comités técnicos del IMEF, comentó que, se tendrá un impacto de alrededor de 60 puntos base (0.6 por ciento) en la inflación de la primera quincena de enero.

Mencionó que, la liberación de los precios de la gasolina tendrá que ir emparejada con un nivel de responsabilidad para aprovechar los ingresos adicionales que generará la eliminación del subsidio e invertirlos en infraestructura básica que impulse el crecimiento económico y atraiga inversiones.

Liga El Economista clic aquí