IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

La subcontratación laboral, más conocida en el medio como “Outsourcing”, tiene su origen en los grandes cambios que la modernidad ha generado como consecuencia de la búsqueda de innovaciones y nuevos modelos de prestación de servicios a nivel mundial. Sabemos que en muchos países estos modelos de prestación de servicios han echado raíces profundas y que por sus características de especialización han sido aceptadas y bien vistas por las empresas y organizaciones como una estrategia económica, y la han adoptado, para alcanzar sus objetivos de productividad, calidad y disminución de sus costos.

Sabemos que este esquema o modelo de trabajo, tuvo su origen en los EE.UU., y en algunos países de Europa en el último tercio del siglo pasado, y ahora se encuentra extendido en el resto del mundo.

En sus primeros momentos de existencia la subcontratación, se hizo presente en las empresas para efectuar trabajos de mantenimiento sencillos y simples, o bien para realizar trabajos secundarios y rutinarios, (Pero no por ello, innecesarios o de poca importancia), los cuales solo distraían y quitaban la atención a las operaciones vitales de las empresas. Es decir, la subcontratación se basa en el desprendimiento de alguna actividad, que no forme parte de las habilidades principales de una organización y se canaliza hacia un tercero especializado.

Para ver el documento completo, clic aquí