IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Servicios

  • Imprimir
  • youtube

La reubicación de las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Secretaría de Marina (Semar) existentes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), dentro del mismo terreno, para construir la nueva Terminal 3, implicará una inversión de 3,274.2 millones de pesos y las obras estarían concluidas en el 2021.

Así, el sistema aeroportuario (junto con las terminales de Toluca y Santa Lucía) propuesto por el gobierno federal ante la cancelación del aeropuerto que se construía en Texcoco suma un nuevo costo, el cual provendrá de recursos presupuestales.

De acuerdo con información de la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT), antes de definir la reubicación de las instalaciones (que podría ser a la zona que colinda con el Estado de México, por medio de la avenida Tapo) se analizó la opción de trasladarlas a las terminales de Toluca, Puebla, Cuernavaca o Querétaro.

El titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, ha dicho en diversas ocasiones que debido a que ya no existe un avión presidencial, el hangar que se construyó en el AICM para resguardar la aeronave hoy en venta será trasladado a otro espacio en el mismo terreno para construir en su lugar la T3 para atender la creciente demanda de servicios aéreos.

Actualmente la zona que ocupan la Sedena y la Semar en el aeropuerto capitalino es de 19 hectáreas (de las cuales 15.5 corresponden a la primera dependencia) y se prevé que suban a 25 hectáreas entre las dos, con la debida proporción.

Cambio por seguridad y eficiencia

En la justificación del proyecto de reubicación, se detalla que por la cercanía que tiene la T2 con las instalaciones militares se genera una interacción entre operaciones civiles y militares, situación que afecta tanto a los cuerpos de la Sedena y la Semar, como a las aerolíneas comerciales, lo cual se agudiza en la calle de Rodaje PH, donde se tiene una interacción para entrar y salir tanto de la T2 como de las instalaciones militares.

Además, dicha problemática se agrava en situaciones de emergencia, donde los movimientos de artículos de primera necesidad para damnificados son de gran volumen y urgencia, por lo que el proyecto referido permitirá satisfacer las necesidades de operación de las dependencias, mejorando su eficiencia.

Respecto a las instalaciones de la Sedena, se contempla, entre otras cosas: la instalación de la Estación Aérea Militar No. 1 y áreas de servicio, hangares del sexto grupo aéreo (hangar para el Escuadrón Aéreo 501 y hangar para el Escuadrón Aéreo 304), infraestructura de alojamiento, zonas de servicio, vialidades, banquetas y andadores, así como la reubicación de drenaje, instalación de red de energía eléctrica, red sanitaria y red hidráulica.

En el caso de la Semar, se menciona la construcción del área de aeronáutica, tanto para la base aeronaval como para el Escuadrón Aéreo 031, la construcción de un hangar para cada área, además de edificio de alojamiento para ambos grupos. Adicionalmente, se incluye la construcción de áreas administrativas y de servicios, como son: comandancia, sala de pilotos, despacho de vuelos, auditorio de la Base Aeronaval, sala de abordaje, almacén, torre de control, talleres de mantenimiento o sala de alto mando.

La inversión incluye el equipamiento de ambas instituciones (equipos de alarma, comunicaciones de radio y satelital, sonorización, telefonía, videovigilancia, equipo médico y odontológico, equipo de cómputo, herramientas y mobiliario).

Liga El Economista clic aquí