IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

México vuelve a blindar las finanzas públicas contra un nuevo terremoto, gracias a la emisión de un bono que garantiza acceso a 260 millones de dólares, informó el Banco Mundial.

Este seguro se ejercerá en caso de que se presente un sismo en los próximos dos años, siempre que cumpla con los parámetros contratados en la póliza con el organismo.

Para tener una referencia sobre el tamaño de aseguramiento conseguido, basta compararlo con la cobertura de 150 millones de dólares que ya recibió México tras ejercerse el bono catastrófico emitido junto con el Banco Mundial, activado tras el terremoto de septiembre.

Es decir, el nuevo “seguro” que adquiere tras la emisión del bono, supera en 110 millones de dólares al que contrató apenas en agosto pasado y que pudo ejercer tras el terremoto de 8.2 grados que se presentó el 7 de septiembre.

El bono catastrófico es el tercero que contrata el país con el organismo, desde el año 2006 y se trata de la mayor cobertura de riesgo solicitada por México.

El incremento del aseguramiento se logró tras la operación financiera realizada en colectivo, con Chile, Colombia y Perú, los cuatro socios de la Alianza del Pacífico.

En conjunto, consiguieron levantar 1,036 millones de dólares para protegerse contra terremotos.

La emisión está integrada por cinco clases de bonos del Banco Mundial: uno por Chile, otro para Colombia, uno más por Perú y dos por México.

Con los respectivos bonos, las coberturas de riesgo ascenderán a 500 millones de dólares para Chile; 400 millones de dólares para Colombia; 260 millones de dólares para México 260 y Perú 200 millones más.

Se trata de la mayor operación de cobertura de riesgo soberano y la segunda mayor emisión en la historia del mercado de bonos catastróficos.
Demanda duplica oferta buscada

Esta operación fue adelantada por El Economista desde el 28 de enero, cuando en el Foro de Davos, el Ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, explicó que estaban terminando el roadshow con inversionistas de aseguradoras especializadas.

Hoy, el Banco Mundial confirma que la transacción tuvo una “fuerte demanda” pues ofrecieron diversificación al mercado en la forma de riesgos no correlacionados de cuatro diferentes áreas geográficas. Precisa que participaron más de 45 inversionistas de todo el mundo y la demanda fue por 2,500 millones en ordenes de inversión, esto es más del doble del monto que buscaban levantar.

En ese momento, el ministro colombiano precisó que la contratación conjunta de los cuatro países facilitará la diversificación del riesgo; y favorecerá a conseguir un mejor precio por la póliza respecto del que lograrían asegurándose de manera individual.

Liga El Economista clic aquí