IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

A las entidades federativas y municipios se les debe poner topes y límites por su excesivo endeudamiento, demandó el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Carlos Cárdenas, presidente de los contadores, aseguró que el endeudamiento de los municipios es derivado de gastos de “dudosa o clara improcedencia”.

En conferencia de prensa, aseguró que los alcaldes en el país se “suburbanizaron”, ya que todos andaban en camionetas suburban.

“El problema de la deuda de los estados y municipios es que en muchos casos los recursos no se inviertieron en conceptos que corresponden a las funciones que les son propias, sino que se dilapidaron en gastos de dudosa o clara improcedencia”, dijo.

Desde su punto de vista, los municipios no deben ser rescatados, reiteró el experto.

“Rescatar a seis municipios parecería poco, pero si rescatas a uno, atrás hay tres mil. ¿Porqué los ciudadanos deben pagar por los deudas que contrataron unos alcaldes?”, estimó.

Premios

El líder de los contadores propuso la creación de un mecanismo para que mediante premios y castigos se incremente o disminuya la participación federal a municipios y estados

“En función del grado de involucramiento en la fiscalización de las obligaciones relacionadas tanto en contribuciones locales como federales”, detalló el especialista.

Añadió que es importante que se apoye a los municipios para que reestructuren sus deudas, con la finalidad de que puedan ser manejables.

Carlos Cárdenas explicó que el impuesto predial tiene un potencial de recaudación de 2.7% del PIB, cifra equivalente a 300 mil millones de pesos.

“Si la deuda total rebasa los 400 mil millones de pesos (mdp), si se logra aumentar el predial, en menos de dos años ya resolviste el problema”, dijo el experto.

Para los contadores públicos, las entidades federativas deben propiciar sus esfuerzos recaudatorios, ya que solamente contribuyen con 10% de la tributación total.

Oportunidad

El vicepresidente fiscal del IMCP, Pedro Carreón aseguró que el programa de condonación fiscal es una gran oportunidad financiera para que los contribuyentes liquiden sus contingencias.

Añadió que muchos de los 500 mil millones de pesos (mdp) que se podrían condonar son créditos fiscales que están en litigio, lo cual es una gran incertidumbre para algunos contribuyentes.

Por último, aseguró que el programa puede generar una importante recaudación para los contribuyentes porque son cinco años de controversia con la autoridad.

Link El Universal clic aquí