IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

De acuerdo con el Laboratorio Laboral, actualmente existen 716,694 personas que estudiaron contabilidad y fiscalización y que están laborando con un sueldo promedio de 10,706 pesos al mes; sin embargo, la cifra es menor a la que había el año pasado, cuando había 722,446 profesionistas.

Si bien la reducción de profesionistas ocupados es de apenas 0.80%, anteriormente Carlos Toxtli, investigador en West Virginia University, indicaba en su participación en el Campus Party, que uno de los trabajos que podrían ser sustituidos por la tecnología es el del contador.

“En materia fiscal, en donde todo se está digitalizando, en mi opinión hubo una política equivocada años atrás en donde estuvieron promoviendo que ya no se iba a necesitar contador. Parece que ya enderezaron. Los funcionarios ya no hablan de que ya no se necesita contador (…) Un contador sigue siendo indispensable para el mundo de las empresas y el gobierno”, precisó Baltazar Feregrino Paredes, contador público.

No obstante, José Manuel Velderrain Sáenz, socio director de Velderrain Sáenz y Asociados, firma especializada en temas contables, indicó que aquellos que sólo se dedican a llenar formatos sí van a disminuir e, inclusive, desaparecer.

“El papel actual del contador es algo muy amplio. La tecnología, con el tiempo, va a disminuir muchísimo la cantidad de contadores que únicamente capturan, porque esta función sea cada vez será más automatizada”, abundó.

Precisó que el papel del contador va mucho más allá que el de tan sólo capturar o rellenar formatos. “El contador muchas veces no sólo es un contador, es un administrador de negocios que hace los estudios para la toma de decisiones estratégicas para los diferentes sectores en los que se pueda desempeñar la compañía”.

En línea con lo anterior, José Luis García, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), aseveró que ya no se necesitarán contadores para pagar impuestos debido a que esa no es la función (principal) de un contador.

“La contaduría pública no va a desaparecer, se va a transformar por una razón natural y es que, si todo cambia, por supuesto que la contaduría pública lo va a hacer y es una hecho que ya ha empezado a transformarse”, señaló García.

Actualización y certificación

Ante los cambios tecnológicos que se están viviendo y para no ser remplazados por la tecnología, los contadores públicos deben prepararse constantemente para abordar los temas de interés de sus clientes, por lo cual la actualización de conocimientos y la certificación son puntos clave para hacerlo.

“La certificación es la vigencia de conocimientos, es lo que nos permite como contaduría pública estar vigentes”, aseveró José Luis García.

Aunado a lo anterior, Baltazar Peregrino añadió que no sólo es importante buscar la certificación lo importante, sino también tomar diplomados o cursos para que los contadores actualicen sus conocimientos y puedan otorgar un servicio más completo a sus clientes.

Por su parte, José Manuel Velderrain expresó que el contador debe ir al tema de análisis, ser un consultor y, sobre todo, aprender a interpretar la información para poder llevarla a estrategias que ayuden a la toma de decisiones.

“Más que desplazar al contador, la tecnología sustituye algunas funciones mecánicas que éste realizaba y, ahora con eso, puede realizar funciones mucho más estratégicas y ofrecer un valor agregado”, detalló.

Liga IMCP en los Medios clic aquí