IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

fp_650_jovenes_050517

Es necesario que los jóvenes cambien su perspectiva sobre la contabilidad en México y entiendan que las actividades de un contador van más allá de sólo manejar cuentas y libros contables, coincidieron especialistas en la materia.

En su artículo “¿Cómo ven los jóvenes a la contabilidad hoy en día?”, la Universidad Anáhuac México Norte advierte que los jóvenes tienen temor a la hora de hablar sobre contabilidad, debido a que piensan que es difícil, que Hacienda está vigilándolos por todos lados, o bien, nunca han tenido una experiencia con sus asuntos fiscales, pues no han tenido la necesidad de ello.

Sin embargo, aseguró, en tiempos modernos en que la economía y la información se mueven a mil por hora, se requiere de un control generalizado.

El documento explica que es común que los jóvenes que no han establecido contacto directo con la profesión la perciban complicada, pero no es así. “En un principio se piensa que la contabilidad sería algo repetitivo y metodológico, que la mayor parte del trabajo sería escribir y sacar cuentas a mano, pero esto es un error; esa es la contabilidad del siglo pasado”, comentó.

El texto recuerda que la contabilidad está evolucionando hacia un punto en que facilitará la transparencia por parte de las empresas y las personas para evitar problemas como el lavado de dinero y fraude, entre muchos otros delitos.

Tecnología, con potencial de acercar a los jóvenes al tema

Hasta ahora la contabilidad ha tenido cambios importantes a tal grado que, aunque hasta apenas hace unos años llevarla de manera electrónica era una opción y sólo se aplicaba en algunas obligaciones fiscales, ahora es completamente obligatoria y todos los procesos con la autoridad fiscal se pueden realizar de manera electrónica.

De acuerdo con un estudio del Grupo de Investigación Jóvenes y Tecnologías de la Información y la Comunicación (JOITIC, por su sigla en catalán) los jóvenes entran en contacto con las nuevas tecnologías a edades cada vez más tempranas y el acceso a las TIC es generalizado. Según cifras del JOITIC, 98% de los jóvenes tienen ordenador y 90% posee un teléfono móvil. Además, el uso del ordenador aumenta con la edad.

Lo anterior podría ser un punto más a favor para que los jóvenes pierdan la idea de que los procesos fiscales son tediosos, complicados y que se tienen que meter entre papel para manejar su contabilidad.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2013, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los jóvenes que se encuentran entre 15 y 29 años suman 31 millones de personas, lo cual representa 26.5% de la población total. La tasa de desocupación de jóvenes para el primer trimestre de este año es de 8.4% y 62.6% de los jóvenes ocupados trabajan en el sector informal.

Lo anterior preocupa a las autoridades fiscales pues, de acuerdo con la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, los jóvenes participan desde muy temprana edad al sostenimiento de los gastos públicos, aunque sea de forma inconsciente.

“Pese a que muchos jóvenes no hacen formalmente contribuciones directas y, por tanto, no tienen obligaciones formales que se deriven de ello, como la inscripción al Registro Federal de Contribuyentes (RFC), llevar contabilidad o presentar declaraciones, avisos e informes a la Administración Tributaria los convierte en verdaderos pagadores de impuestos y contribuyen al gasto al adquirir bienes o servicios gravados con impuestos al consumo, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA)”, comentó el ombudsman fiscal.

Dijo que los jóvenes fácilmente pueden hacer una contribución positiva al convertirse en ciudadanos activos, entusiastas y creativos, ya que es más difícil para los ciudadanos mayores cambiar prácticas habituales, como la apatía y desinterés por las cuestiones públicas.

Por lo anterior, la procuraduría reiteró que es tarea de todos en el ámbito público, privado y social, concientizar a los jóvenes sobre su papel como pagadores de impuestos, presentes o futuros, y motivarlos a participar activamente en la consolidación de un sistema tributario eficaz, incluyente y transparente.

“Es inaplazable incrementar el interés y conocimiento de los jóvenes por las cuestiones tributarias para que se identifiquen como contribuyentes, con la obligación no sólo de aportar una parte de su riqueza a los gastos del Estado, sino también con el derecho de exigir cuentas y vigilar la toma de decisiones respecto del destino de los ingresos públicos”, concluyó.

Contador, una figura 
de asesoría

Así como muchos jóvenes tienen una perspectiva errónea de la contabilidad, José Luis García Ramírez, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos dijo que también tienen una perceptiva errónea sobre los contadores.

Detalló que muchos piensan que los contadores sólo llevan las cuentas y el pago de impuestos y se olvidan que este profesional puede ser también un asesor fiscal que les ayude a que el pago de impuestos sea mucho más sencillo.

Añadió que no importa lo automatizados que sean los procesos fiscales, la asistencia de un contador siempre será necesaria, pues ellos son profesionales que siempre están enterados de los cambios que aplican las autoridades fiscales.

fp_int_jovenes_050517

Liga El Economista clic aquí