IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

La economía mexicana es reconocida a nivel internacional por su solidez y está preparada para enfrentar el entorno externo adverso, destacó el nuevo presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), José Besil Bardawil, para el periodo 2017-2018.

A unos días de haber tomado protesta como presidente del Instituto en la asamblea convención nacional del organismo celebrada en León, Guanajuato, del 25 al 27 de octubre pasado, afirmó que el presidente Enrique Peña Nieto “está dejando preparada a la economía de México”, pero quienes cosecharán esos esfuerzos serán las siguientes administraciones. En entrevista con Notimex dijo que, gane quien gane la elección presidencial de 2018, la contaduría pública organizada –a través de los más de 21 mil contadores públicos agrupados en 60 colegios de profesionistas- apoyará al próximo gobierno para que la economía mexicana siga creciendo y consolidándose.

“Afuera nos ven muy bien, la solidez que tenemos en el extranjero, ha sido de mucho reconocimiento para México”, subrayó Besil Bardawil, nacido en la Ciudad de México, contador público por la Universidad La Salle, con especialidad en contribuciones fiscales federales por la UNAM y diplomado en derecho tributario por el ITAM.

Precisó que el IMCP no tiene una opinión política sobre personas o partidos políticos con motivo de la elección presidencial del 3 de junio de 2018, pero como institución quiere sembrar diferentes “semillas” para que el país siga creciendo con la aportación que puede hacer la contaduría pública organizada. “Lo que queremos, quede quien quede como candidato, es sembrar las semillas durante este año que viene para que empiecen a fructificar junto con lo que corresponda al nuevo gobierno”, agregó el nuevo dirigente del IMCP, federación de profesionistas fundada en 1923.

Si bien el presidente Peña Nieto está dejando preparada a la economía mexicana con las reformas estructurales aprobadas durante los primeros años de su administración, “quien pudiera llegar a cosechar todo eso serán sexenios posteriores”, afirmó. “La contaduría pública nos vamos a posicionar en este cierre de ejercicio para sembrar la solidez en nuestro instituto, tomar la fuerza en la unidad que nos corresponde, como profesión organizada para buscar ese crecimiento y apoyar al gobierno, alinear todos los objetivos que podamos tener en la República mexicana, ser líderes de opinión, en los tres poderes que tenemos, en las cúpulas empresariales, profesionales y académicas”, añadió.

Dada la valía que tiene la contaduría pública, consideró que serán los candidatos presidenciales quienes buscarán reunirse con los integrantes del IMCP para que, gane quien gane la elección presidencial, puede apoyarse del organismo en lo que sabe hacer: la contaduría pública. Besil Bardawil afirmó que la contaduría pública está muy activa, ya que mientras la economía y todos los reportes financieros sigan siendo con base en el dinero y en una técnica de registro, de control y de información, el contador público va a tener muchísima actividad. Comentó que ante es el contador era llamado “el mal necesario”, pues solo se dedicaba a las contabilidades fiscales, pero ahora su labor está en todos los sectores de la economía –empresarial, gubernamental, académico, independiente- y participa en todas las entidades económicas, a nivel legislativo, han sido gobernadores, incluso un contador ha sido presidente: Adolfo Ruiz Cortines.

Mencionó que apenas el 1 de noviembre pasado, se llevó a cabo la tercera renovación quincenal de la certificación del IMCP al amparo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con la cual el organismo avala la actuación profesional de cualquier contador público para que pueda prestar sus servicios en cualquiera de los tres países, México, Estados Unidos y Canadá. Ante un eventual fin del TLCAN, precisó que existe un acuerdo de los organismos de profesionistas de los tres países, avalado por las instituciones gubernamentales de cada país, de que en caso de que llegara a pasar algo con el acuerdo, el reconocimiento de la certificación se mantiene y se respeta. Consideró que sería un error para la economía de Estados Unidos dar por terminada su participación en el TLCAN, pero sostuvo que para México sería un área de oportunidad, ya que cuenta con la infraestructura suficiente para salir adelante, ya que las reformas que se han hecho le dan soporte y respaldo para reinventarse.

México, subrayó el presidente del IMCP, está preparado en caso de que el gobierno del presidente de Estados Unidos apruebe una reforma fiscal, los cambios en la materia que entraron en vigor en 2014, fortalecieron la recaudación para poder hacer frente a las modificaciones que se hicieron en otras leyes con las reformas estructurales. No obstante, respaldó la propuesta de una nueva reforma fiscal estructural en México, propuesta durante la gestión del anterior presidente del IMCP; José Luis García Ramírez, a fin de darle mayor seguridad jurídica y capacidad de compra a los contribuyentes mediante la reducción de tasas del ISR o eliminar el tope vigente a las prestaciones sociales exentas, entre otras.

Sobre la investigación periodística “Papeles del paraíso”, sobre el uso de estructuras o empresas constituidas en países de los denominados paraísos fiscales, en la que aparecen algunos mexicanos, opinó que si alguien tiene algo que declarar, que lo haga, pero destacó que actualmente existe tanto intercambio de información entre países, que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cuenta con muchísima información sobre los contribuyentes mexicanos.

“Si salen estas listas, se me hacen actos perversos de ciertas personas, con intenciones perversas, alguna intención ya sea de venganza, de revancha o algún posicionamiento, pero lo primero que hay que hacer es verificar si son reales o no esos documentos”, acotó.

Liga 20 Minutos clic aquí