IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

EL UNIVERSAL, SECCIÓN CARTERA
José Manuel Arteaga

Los gobiernos estatales y municipales no tienen vencimientos muy grandes de pago en 2013, aseguraron la Secretaría de Hacienda y la calificadora Moody’s.

El subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher, dijo que el gobierno federal no tiene identificadas las amortizaciones que pudieran poner en riesgo las finanzas de los gobiernos locales.

“No tenemos identificado que haya una amortización extraordinaria que fuese a generar problemas”, dijo el funcionario.

Por su parte, Alejandro Olivo, director de análisis subsoberano de Moody’s para Canadá y América Latina, dijo que el promedio de vencimiento de 90% de la deuda de los estados es de 15 años. “No vemos que 2013 sea un año donde vengan vencimientos muy importantes para los estados, en general”, dijo.

Agregó que el servicio de la deuda de las entidades en México es muy bajo ya que representan nivel de 5 a 6% de participaciones que dedican al servicio de la deuda. “Son niveles que al comparar internacionalmente son muy bajos”, dijo.

El subsecretario de Hacienda y el analista de Moody’s fueron entrevistados, por separado.

Deuda de corto plazo

Olivo dijo que la que revisan con mucho detalle es en la deuda quirografaria, la cual no tiene un respaldo de participaciones ni de alguna otra fuente de ingresos.

Explicó que el reto para estos pasivos es que su evolución es muy rápida, ya que puede haber municipios que hoy no presenten deuda de corto plazo, pero al siguiente día puede cambiar.

Esa situación tiene que ver con la velocidad con que se puede adquirir deuda en el corto plazo no respaldado es muy rápido, ya que no requieren del respaldo del Congreso ni tienen que registrar ese adeudo ante la Secretaría de Hacienda.

Agregó que las presiones se ven hasta que se observan las presiones de liquidez. “En los eventos recientes que han llamado la atención se trata de endeudamientos no estructurados y respaldados por participaciones federales y con vencimientos en el corto plazo, ya sea al cierre del año anterior o cuando concluyeron las administraciones”, dijo.

El especialista dijo que pocos son los bancos que entran en este tipo de esquemas, en donde participan las Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles) y las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes).

“Hay muy pocos bancos que le entran a este negocio, son los menos los que le entran a este negocio, vemos más a algunos entes no regulados que también prestan y son muy ágiles de prestar y ayudar a municipios a cubrir necesidades de liquidez y ahí está la volatilidad”.

Messmacher dijo que aunque cada gobierno local es diferente, el saldo de la deuda de los gobiernos no es elevado como para representar un riesgo para las finanzas públicas o para el sistema financiero.