IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

El Sol de México / Finanzas
Alejandro Durán

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) calificó como una herramienta fácil y sencilla el Programa de Regularización de Adeudos Fiscales 2013 del Servicio de Administración Tributaria (SAT), aunque advirtió que estará pendiente de cualquier inconformidad o queja que externen los usuarios sobre dicha herramienta.

La Prodecon dijo que si bien el programa, también conocido como “Ponte al corriente”, aparece como una herramienta accesible para los contribuyentes debido a lo sencillo y ágil que resulta para el pagador de impuestos obtener sus beneficios, es claro que será necesario esperar para el desarrollo y funcionalidad de este mecanismo. “La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, sin embargo, como ombudsman especializado, estará atenta a la instrumentación y seguimiento de este programa, y pronta a escuchar tanto en sus oficinas centrales, en sus delegaciones, a través de su página electrónica, así como vía telefónica, cualquier comentario, inconformidad o queja sobre la implementación del programa”, afirmó. A través de un reporte, la Prodecon recordó que el 17 de diciembre de 2012 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el decreto que expidió la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2013, cuyo artículo tercero transitorio estableció un esquema de condonación de créditos fiscales, por lo que se acordó que el SAT, deberá emitir las reglas necesarias para la aplicación de la condonación mencionada.

En este sentido, el SAT dio a conocer el pasado lunes a través de su página de internet el programa: “Ponte al Corriente”, el cual permite al contribuyente regularizar su situación fiscal.

Al respecto, la Prodecon pondera la oportunidad con que el SAT ha emitido las reglas de operación y puesta en marcha de este programa, ya que sólo transcurrieron dos meses desde que el Legislativo estableció la condonación de adeudos fiscales. Otro aspecto positivo a destacar, agregó la Procuraduría, es que el programa se basa en la buena fe de los pagadores de impuestos, ya que basta con que éstos a través del portal de internet del SAT manifiesten que cumplen con los requisitos del mismo y adjunten tan sólo el acuse de desistimiento, en caso de que el adeudo fiscal estuviera controvertido por el contribuyente en algún recurso o juicio. “Contrasta esta facilidad con el anterior programa de condonación implementado en 2007, ya que éste exigía mayores requisitos y formalidades”, destacó la Prodecon.

Igualmente aplaudió que el programa otorga la facilidad de no acumular como ingreso el monto condonado, brindando certeza y seguridad jurídica a los beneficiarios; lo anterior, si se considera que en 2007 no fue sino hasta meses después de expedidas las reglas en que se otorgó dicha facilidad.

No obstante, reiteró que se mantendrá de la funcionalidad de la herramienta, con el fin de que cumplan con los objetivos planteados.