IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

EL UNIVERSAL, SECCIÓN CARTERA

México respaldó el compromiso del Grupo de los 20 (G20) , del cual es miembro, para evitar una “guerra de divisas” , pues la devaluación del tipo de cambio para promover la competitividad de un país no es una medida adecuada ni sana.

El subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela Rodríguez, destacó que la política de tipo de cambio flexible seguida por el gobierno mexicano durante muchos años ha permitido absorber choques externos y propiciado un mejor comportamiento de la economía en el tiempo.

“Hoy por hoy el peso mexicano, dada su confiabilidad como una moneda que tiene un tipo de cambio flexible, se ha vuelto un activo para muchos inversionistas internacionales que ocupan al peso para realizar algunas de sus transacciones” , expuso el funcionario en entrevista telefónica con Notimex desde Moscú, Rusia.

Tras participar este fin de semana en la reunión de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20, que este año preside Rusia, dijo que para México es relevante el compromiso de las principales economías del mundo agrupadas en este foro de no promover medidas anticompetitivas a través del tipo de cambio.

“Las medidas de política pública que se enfocan a promover depreciaciones de tipo de cambio competitivas creemos, consideramos, que no son adecuadas; pueden tener algún un beneficio en lo individual para algún país en el mediano plazo, pero que si varios países la siguen, típicamente el resultado es negativo” , advirtió.

Aportela Rodríguez comentó que en su comunicado final de esta reunión, emitido este sábado en la capital rusa, el G20 reconoce que el establecimiento de políticas de devaluaciones para promover la competitividad no es una medida sana ni estable si diversos países la siguen en el tiempo.

Así, continuó, este foro que reúne a las 20 economías más importantes del mundo se comprometió a no utilizar o tener objetivos de tipo de cambio como una medida para promover la competitividad, y se pronunció contra el proteccionismo y en favor de mercados abiertos.

Sobre la preocupación del gobernador del Banco de México (Banxico) , Agustín Carstens, de que podría presentarse una “tormenta perfecta” a nivel mundial por la entrada masiva de capitales a mercados emergentes, apuntó que durante las discusiones del G20 se comentó que el nivel de riesgo en el entorno internacional ha disminuido.

Afirmó que en este escenario con menos riesgos extremos a nivel global, más la posición de solidez de las finanzas públicas, permiten a México contar con herramientas para tener un mejor desempeño en este entorno internacional volátil.

Resaltó que este historial de buena política pública en la última década, adicional al alto nivel de reservas internacionales y la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional, le permite a México tener condiciones que promueven un mejor entorno macroeconómico y lo distinguen en el entorno global.

“En esa medida es que estamos en condiciones adecuadas para el entorno volátil que sí se enfrenta en el exterior” , sostuvo el funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sobre posibles riesgos de que México enfrente esta “tormenta perfecta” .

Por otra parte, consideró que esta primera reunión del G20 que realizó la Presidencia Rusa fue un diálogo abierto sobre temas relevantes para la economía global, y calificó como buenas noticias el acuerdo para promover políticas macroeconómicas sanas.

Entre los temas abordados en este encuentro están la arquitectura financiera internacional, promover infraestructura para el crecimiento, tener políticas macroeconómicas prudenciales, una mayor coordinación para promover el crecimiento a nivel global y crear empleos de calidad.

Además, dijo, se comentó que han disminuido los riesgos más extremos para la economía global, pero se coincidió en la necesidad de lograr un mayor dinamismo económico, hacer que las economías avanzadas crezcan más rápido y reducir el desempleo.

Ante ello, refirió que los países del G20 coincidieron en que es mucho mejor contar con medidas de política macroeconómica sanas, definidas, objetivas y con un sentido de responsabilidad fiscal.

Aportela Rodríguez señaló que en este tema hay un acercamiento a las reglas de responsabilidad hacendaria que tiene México, las cuales indican un camino para volver a un balance presupuestal, como el déficit cero que se fijó en el paquete económico de este año.

Además, destacó el énfasis que pusieron los integrantes del G20 en el desarrollo de infraestructura con la participación del sector privado, tema en el cual México propuso que ésta debe otorgar beneficios sociales importantes de largo plazo.

“El comunicado del G20 refleja la posición de que se debe trabajar en conjunto y armónicamente para propiciar el desarrollo que se necesita, sobre todo acelerar el crecimiento en las economías avanzadas” , opinó.

Confió en que se lograrán buenos resultados en la agenda propuesta por Rusia como presidente del G20, en la cual se incluyen algunos de los elementos que se definieron el año pasado en la Cumbre de Líderes de Los Cabos, durante la presidencia mexicana.

En esta agenda están temas como la creación de empleos de calidad, promover la inclusión financiera, terminar de reformar la arquitectura financiera internacional para lograr un mejor comportamiento de los intermediarios a nivel global y el desarrollo de infraestructura.