IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

Aunque aprecian diferencias con la administración anterior, académicos consideraron que el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2013 que envió el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso refleja una inercia de lo que ya se venía trabajando en el país y advirtieron riesgos por no estimar una posible desaceleración económica de Estados Unidos, nuestro principal socio comercial.

Para 2013, el gobierno federal tiene contemplados ingresos por 3 billones 576 mil millones de pesos y un endeudamiento de 355 mil 289 millones de pesos para poder ejercer un gasto de 3 billones 931 mil millones de pesos.

Raymundo Tenorio, director de los Programas de Economía en el Tecnológico de Monterrey, comentó que la apuesta del gobierno federal para tener un crecimiento de 3.5% del PIB refleja que se busca una mayor inversión, más ingreso en las personas y, en consecuencia, nuevos montos de impuestos que no están reflejados en el plan de presupuesto.

Sobre el hecho de que se trata de un presupuesto dedicado al desarrollo social, Tenorio expresó que el problema de esto es que los gobiernos estatales y municipales tendrán que destinar también mayores recursos a la parte social para poder lograr la meta. Ello puede ser el primer empuje, apuntó, para la reforma hacendaria.

El profesor investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Javier Oliva, consideró que la propuesta de presupuesto marca una clara diferencia con su antecesor Felipe Calderón al dar prioridad al desarrollo social.

El experto afirmó que “se ve que la prevención será prioritaria y se tendrán que ver, en consecuencia, campañas agresivas contra el abuso de drogas para recuperar la cohesión social, tal y como ocurrió en Brasil y Colombia para combatir la inseguridad”.

José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, indicó que el Presupuesto 2013 es demasiado optimista al no considerar una posible desaceleración de Estados Unidos que pudiera poner en aprietos los ingresos gubernamentales.

El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Carlos Cárdenas, dijo que el presupuesto para 2013 es “inercial” y no trajo sorpresas de nuevos impuestos.

Link El Universal clic aquí