IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Noticias Fiscales

  • Imprimir
  • youtube

El Profesional de la Contaduría en la Empresa no es el Contador Público independiente, sino aquella persona que habiendo tenido la formación y/o experiencia profesional del Contador Público, presta sus servicios dentro de una empresa o negocio, como parte de su administración.

En muchos casos, la contaduría pública independiente no termina por ser la ocupación del estudiante que concluye los estudios de Contador Público. Por el contrario, el egresado de esta carrera profesional decide desarrollar sus conocimientos y adquirir experiencia dentro de un área específica de la administración de una empresa, que bien puede ser la propia.

Por otra parte, aquellos individuos que deciden ejercer la contaduría pública independiente por algún tiempo (encargados, gerentes y socios en firmas de contadores públicos) pueden verse ante la situación de que sus servicios profesionales sean requeridos por una empresa, la cual reconoce su capacidad y experiencia adquiridas en el campo de los negocios dentro de un despacho de contadores públicos.

El Profesional de la Contaduría en la Empresa desempeña su actividad principalmente en el área de administración y finanzas, y sus funciones normalmente se concentran en torno a las estrategias de negocios, finanzas e información de la Dirección de Administración y Finanzas, a cargo de un “Chief Financial Officer” o “CFO”. Estas funciones del Profesional de la Contaduría en la Empresa incluyen, entre otras, aquellas involucradas con las siguientes responsabilidades:

• Soporte estratégico
• Gobierno corporativo
• Segmentos de negocio
• Análisis
• Control interno
• Finanzas corporativas
• Tecnología de información
• Tesorería
• Administración de proyectos
• Comunicaciones con accionistas
• Contraloría
• Impuestos
• Información financiera
• Administración de riesgos
• Auditoría interna

Si bien en las empresas grandes las funciones anteriores están a cargo de un departamento o grupo de profesionales especializados, en las empresas medianas y pequeñas algunas de estas funciones pueden recaer en una sola persona, y en muchos casos, en un Profesional de la Contaduría.

Por otra parte, la preparación y experiencia del Profesional de la Contaduría en la Empresa, le permite asumir cualquiera de las responsabilidades antes mencionadas en los distintos niveles o jerarquías de una organización, desde el auxiliar o analista sin experiencia, pasando por el supervisor, gerente o coordinador, hasta el director de área y CFO. Sin embargo, cabe mencionar que el Profesional de la Contaduría puede encontrarse en una empresa con fuerte competencia de otras profesiones para las responsabilidades antes señaladas, por ejemplo, de administradores, economistas, ingenieros industriales, financieros, abogados, actuarios, etc.

Adicionalmente, el Profesional de la Contaduría en la Empresa, de acuerdo con su experiencia y capacidad, puede desempeñarse como Consejero, Académico, Consultor, Asesor de Negocios, e inclusive como Director General (“Chief Executive Officer” o “CEO”).

Dada la importancia del Profesional de la Contaduría en la Empresa, varios de los Colegios Federados al Instituto Mexicano de Contadores Públicos (“IMCP”), así como la Federación Internacional de Contadores (“International Federation of Accountants” o “IFAC”) han considerado pertinente que en algunas sus Vicepresidencias o Comisiones de Operación exista una representación de esta rama de la profesión, para beneficio y promoción de sus agremiados en este ramo de la profesión y de las comunidades de negocios a las cuales sirven.

En el caso del IMCP, la Vicepresidencia del Sector Empresas tiene como una de sus responsabilidades la representación de los Profesionales de la Contaduría en las Empresas.

Por su parte, el IFAC cuenta con el Comité de los Contadores Profesionales en los Negocios (“Professional Accountants in Business Committee” o “PAIB”), que sirve a los contadores profesionales a nivel mundial que prestan sus servicios en el comercio, la industria, el sector público, la educación y en entidades no lucrativas.