IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Noticias Fiscales

  • Imprimir
  • youtube

Los japoneses son famosos por trabajar mucho, pero un estudio plantea que los empleados cansados le cuestan a la economía de ese país cerca de US$30.000 millones al año.

Los trabajadores que están sometidos a extensas jornadas laborales deben luchar para no quedarse dormidos, de acuerdo a una investigación realizada por la Escuela de Medicina de la Universidad de Nihon.

El estudio estableció que el trabajo excesivo provoca retrasos, aumento en la cantidad de días de descanso y menor productividad.

Los investigadores manifestaron que era clave prestar atención a este problema.

“Cansados, no flojos”

No todos los que están cansados en el trabajo son flojos”, dijo Makoto Uchiyama, director del departamento de neuropsiquiatría de la Universidad de Nihon.

“Es difícil decirle al jefe que estás soñoliento, pero ignorar el problema puede provocar pérdidas a largo plazo”.

Los trabajadores japoneses tienen fama internacional por trabajar una excesiva cantidad de horas, en parte por la tradición cultural de no dejar el trabajo antes que los demás compañeros y también por la carga laboral que impone la empresa.

Por eso no es extraño ver trabajadores destruidos después de la jornada laboral en los trenes que los transportan diariamente a sus hogares.

Pero según Uchiyama, la misma situación se puede observar en distintos países.

“Se puede creer que es sólo un problema en Japón. Pero no, es un problema global”, señaló.

El estudio incluyó a 3.075 trabajadores que desempeñan sus labores en una compañía del sector químico.