IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Noticias Fiscales

  • Imprimir
  • youtube

El tema de la deducción del costo de ventas ha creado trastorno en el ámbito contable, al regresar en las disposiciones fiscales como una deducción, tal y como se dispone en la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) vigente para el ejercicio fiscal de 2005.

El tema de la deducción del costo de ventas ha creado trastorno en el ámbito contable, al regresar en las disposiciones fiscales como una deducción, tal y como se dispone en la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) vigente para el ejercicio fiscal de 2005.

En el ámbito de una contabilidad financiera siempre ha existido la deducción del costo de ventas, ya que sin la existencia de éste, las empresas perderían el control de sus inventarios y esto les podría costar muy caro a las entidades.

A la entrada en vigor de la deducción de compras para efectos fiscales, las pequeñas y medianas empresa pudieron ver perdido su control de inventarios, ya que esto les ocasiona una carga administrativa para su manejo y control.

Este segmento de empresas, para valuar sus inventarios al final del periodo contable, tomaban como costo el precio de la última adquisición que equivale al método de valuación de primeras entradas primeras salidas (PEPS).

A este tipo de contribuyentes, la entrada en vigor de la deducción fiscal del costo de ventas sí le ocasionará un problema, ya que éstos estaban alejados de tener un control adecuado de inventarios para efectos contables y financieros.

Boletín A-3

Como se menciona en el boletín A-3 Realización y período contable, las operaciones y eventos así como sus efectos derivados, susceptibles de ser cuantificados, se identifican en el período en que ocurren.

En términos generales los costos y gastos deben identificarse con el ingreso que originaron, independientemente de la fecha en que se paguen.

El Boletín B-3 Estado de Resultados, establece los rubros que integran un estado de resultados, los cuales son: ingresos, costos, gastos, ganancias, pérdidas, utilidad neta y pérdida neta.

Para determinar el costo de ventas nos tenemos que acoger a las disposiciones contenidas en el Boletín C-4 Inventarios, de donde se desprenden algunas definiciones que comentamos a continuación.

Los inventarios los constituyen los bienes de una empresa destinados a la venta o a la producción para su posterior venta, tales como: materias primas, producción en proceso, productos terminados y otros materiales que se utilizan en el empaque y envase de mercancías, o bien las refacciones para el mantenimiento que se consumen en el ciclo normal de la operación.

(*Fuente: El Economista/Finanzas Personales)