IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

pp_principal_deficit_061017.png_1853814124

México y China incrementaron su superávit en el comercio de mercancías con Estados Unidos a tasas de doble dígito de enero a agosto del 2017, de acuerdo con datos difundidos este miércoles por Buró de Censos estadounidense.

El saldo superavitario de México escaló 11.7%, para llegar a 47,388 millones de dólares; mientras que el indicador de China registró un crecimiento de 6.2%, para totalizar 225,083 millones de dólares.

De esa forma, el superávit de China fue cuatro veces superior al de México y representó 46% de todo el saldo negativo que reportó Estados Unidos en el comercio de mercancías con el mundo. En cuanto a sólo el mes de agosto del 2017, México y China tuvieron la misma tasa de crecimiento, 10.3%, de sus respectivos superávits con Estados Unidos.

Luis Foncerrada, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, declaró que uno de los principales factores que propician el déficit comercial de Estados Unidos es la falta de ahorro de los estadounidenses, y definió esta situación como estructural, de modo que, si redujera su desbalance con México, en una proporción similar aumentaría en automático su déficit con otros países.

De enero a agosto, el déficit de Estados Unidos con Japón aumento 1.3%, a 46,295 millones de dólares, y su saldo negativo con Alemania se redujo 4.8%, a 41,640 millones de dólares.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, dijo que el déficit del comercio de productos de Estados Unidos se debe más a China que al Tratado de Libre Comercio (TLCAN), y que las dificultades en la generación de empleos en el sector manufacturero estadounidense obedecen sobre todo a la Revolución 4.0.

“Cuando arranca el TLCAN en 1994, no hay una afectación en generación de empleos. La afectación empieza con dos elementos: la aceleración del cambio tecnológico y la incorporación de China a la Organización Mundial del Comercio”, dijo.

Como en años anteriores, el déficit del comercio de mercancías de Estados Unidos se ve compensado en parte por el superávit del comercio de servicios y del ingreso primario. El comercio transfronterizo de servicios comerciales de Estados Unidos registra tradicionalmente un superávit, que es importante en sectores tales como los servicios financieros y el transporte, así como en los cargos por el uso de propiedad intelectual.

“Esta famosa retórica de que México es el responsable de la pérdida de empleos en Estados Unidos, que es una visión extremadamente simplista, se puede observar muy sencillamente cuando se hace un análisis diferenciado del sector manufacturero del Rust Belt (cinturón de óxido), y divide uno la manufactura en dos ramos: la que está asociada en coproducción con México y la que no está asociada en coproducción con México.

“La que está asociada con México se mantiene en el tiempo y se fortalece: autopartes, automotriz y computadoras. La que no está asociada con México viene en una declinación fundamental”, agregó Guajardo, en un mensaje en la XXVIII Asamblea Plenaria del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), celebrada en Cabo San Lucas, Baja California Sur.

En ese mismo evento, Juan Cortina Gallardo, presidente del CEAL en México, dijo que ante la posibilidad de que en breve podría terminar el TLCAN, los empresarios mexicanos deben aprovechar la oportunidad que ofrecen los países latinoamericanos para fortalecer la integración comercial de la zona.

“Durante décadas los mexicanos sólo hemos volteado hacia Estados Unidos, pero ante los desafíos de las medidas económicas proteccionistas de Trump es necesario y urgente activar todos los mercados a los que tiene acceso nuestro país”, afirmó.

pp_int_deficit_061017.png_453919

Liga El Economista clic aquí