IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Síntesis Informativa

  • Imprimir
  • youtube

ocupacion_empleo_141117.png_1853814124

Durante el trimestre julio-septiembre de este año, la población de 15 años y más disponible para producir bienes y servicios en el país fue de 54.4 millones (59.4% del total), cuando en 2016 había sido de 54.2 millones (60.2%). El aumento de 143,000 personas es consecuencia tanto del crecimiento demográfico, como de las expectativas que tiene la población de contribuir o no en la actividad económica.

Al interior de la PEA es posible identificar a la población que participó en la generación de algún bien económico o prestación de un servicio, la cual en el trimestre alcanzó 52.4 millones de personas (32.5 millones hombres y 19.9 millones mujeres), cantidad superior en 396,000 personas respecto a la del mismo lapso del 2016.

Mientras que 78 de cada 100 hombres fueron económicamente activos, en el caso de las mujeres 43 de cada 100 presentaron esta situación.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que labora, 7 millones de personas (13.3% del total) trabajan en el sector primario, 13.4 millones (25.6%) en el secundario o industrial y 31.7 millones (60.5%) están en el terciario o de los servicios. El restante 0.6% no especificó su actividad económica.

De la población ocupada, un 6% de las personas trabaja menos de 15 horas semanales, en el otro extremo se ubica un 27.8% que labora más de 48 horas semanales. En promedio, la población ocupada trabajó en el tercer trimestre de este año jornadas de 43 horas por semana.

Unos 19.5 millones de estos trabajadores, que constituyen el 54.3% del total, tienen acceso a instituciones de salud como prestación; este monto fue superior en 281,000 personas al observado en el tercer trimestre de 2016. A su vez, disponen de un contrato por escrito 19.6 millones (cifra que sobresalió en 459,000 personas respecto a la de igual trimestre de 2016) y 15.9 millones no cuentan con el mismo.

Durante el tercer trimestre, la población desocupada se situó hasta los 1.9 millones de personas. Con datos ajustados por estacionalidad, la tasa de desocupación alcanzó el 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA), proporción inferior a la registrada en el segundo trimestre, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por su parte la población subocupada en el país llegó a 3.7 millones de personas. Con cifras desestacionalizadas, la tasa de subocupación presentó una variación de 0.2 puntos respecto al trimestre abril-junio.

Durante el periodo la población subocupada en el país fue de 3.7 millones de personas y representó 7% de las personas ocupadas, tasa inferior a la de igual periodo de un año antes que fue de 7.8 por ciento. Al eliminar el factor estacional, la tasa de subocupación como proporción de la población ocupada fue menor en 0.2 puntos porcentuales frente a la del trimestre inmediato anterior.

El INEGI precisó que la población ocupada de manera informal, que agrupa todas las modalidades de empleo informal -sector informal, trabajo doméstico remunerado, trabajo agropecuario no protegido y trabajadores subordinados fuera de la seguridad social- sumó 30 millones de personas en el periodo referido. Con cifras desestacionalizadas, la tasa de informalidad laboral aumentó 0.3 puntos porcentuales en el tercer trimestre del año con relación al trimestre anterior.

En el tercer trimestre de 2017, todas las modalidades de empleo informal sumaron 30 millones de personas, para un aumento de 0.4% respecto a igual periodo de 2016 y representó 57.2% de la población ocupada. Unos 14 millones conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó una caída de 1.1% anual y constituyó 26.6% de la población ocupada; 7.5 millones corresponden al ámbito de las empresas, gobierno e instituciones; 6.3 millones al agropecuario y otros 2.2 millones al servicio doméstico remunerado.

Con datos desestacionalizados, la tasa de informalidad laboral aumentó 0.3 puntos porcentuales, en tanto que la tasa de ocupación en el sector informal descendió 0.3 puntos porcentuales respecto a la del trimestre previo.

En el tercer trimestre de 2017 la población desocupada en el país se situó en 1.9 millones de personas y la tasa de desocupación correspondiente fue de 3.6% de la PEA, porcentaje menor al 4% de igual trimestre de 2016. Según cifras desestacionalizadas, en el tercer trimestre desocupación a nivel nacional mostró una caída respecto a la del segundo trimestre (3.3% vs 3.5%). La desocupación en los hombres fue menor en 0.1 puntos porcentuales y en las mujeres en 0.2.

Por entidad federativa, las mayores tasas de desocupación en el periodo de referencia se registraron en Tabasco con 6.9%, Ciudad de México con 5.2%, Baja California Sur con 4.6% y Estado de México con 4.4 por ciento.

En contraste, las menores tasas de desocupación se presentaron en Guerrero con 1.4%, Hidalgo y Oaxaca con 2.2% cada una y Chihuahua con 2.4%, de acuerdo con las cifras oportunas de los Indicadores de Ocupación y Empleo durante el tercer trimestre de 2017.

Captura de pantalla 2017-11-14 a las 1.04.09 PM

Liga El Economista clic aquí