IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Servicios

  • Imprimir
  • youtube

El reto es mejorar el Estado de derecho, y cae en la arena del Poder Ejecutivo, dice el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, pero reconoce que ayuda para la competitividad y el crecimiento de la economía.

Cuidadoso con sus declaraciones al enfatizar que el instituto debe permanecer ajeno al ciclo político, afirma que en estos momentos están abocados en cumplir su mandato de mantener una inflación baja y estable.

En entrevista con EL UNIVERSAL en el contexto de la 81 Convención Bancaria, habla también sobre los recientes cambios para mejorar la comunicación y transparencia con el fin de reforzar el régimen de objetivos de inflación que dice fueron bien recibidos por los agentes económicos.

Destaca que ya se está observando el proceso de desinflación.

También platica cómo va el proyecto de construcción de la nueva fábrica de billetes en Guadalajara, Jalisco, la cual le tocará inaugurar este año, y enfatiza que la emisión del papel moneda así como la circulación del dinero no tiene nada que ver con las elecciones presidenciales.

Sin juicios de valor

El gobernador accede a abordar el tema del Estado de derecho en México y si acepta que está quebrantado.

“Lo que podemos destacar es lo que responden empresarios y analistas en algunas de nuestras encuestas (que levanta el banco central)”.

Pero fuera de eso, expresa que “son retos que transitan más por la arena del Poder Ejecutivo, ahorita son tiempos especialmente tiempos cuidadosos para nosotros, de concentrarnos en el largo plazo y estar ajenos al ciclo político actual”.

Sin juicios de valor o una connotación y especialmente en esta época (electoral), Díaz de León considera que otros (como los participantes en la convención bancaria) seguramente podrán opinar más al respecto.

No obstante, reitera el mensaje del Banco de México: reforzar los elementos que contribuyen a la competitividad y que generen crecimiento, entre ellos mejoras en el Estado de derecho, siempre serán positivos.

Indica que México, como todo país emergente, tiene una mezcla de aciertos y desaciertos, y opina que el reto (del Estado de derecho) transita más por la arena política.

Por su parte, Banxico está muy concentrado y abocado a cumplir su mandato que es la estabilidad del poder adquisitivo y “creo que puede haber muchos temas de la vida nacional que impliquen retos y que impliquen diferentes alternativas de cómo mejorar algunos de estos frentes”.

En nuestro caso, lo que podemos destacar es lo que nos contestan analistas y empresarios en algunas de nuestras encuestas, y fuera de eso, creo que son retos que transitan más por la arena del Poder Ejecutivo, son tiempos especialmente cuidadosos, de concentrarnos en el largo plazo y estar ajenos al ciclo político actual.

Seguramente quiénes han estado hablando (durante la convención bancaria) podrán decir mucho a ese respecto; para nosotros el mensaje ha sido tratar de reforzar los elementos que contribuyen a la competitividad y que generen crecimiento, entre ellos tener mejoras en esta dimensión del Estado de derecho son positivas.

Pero no pondría yo ni juicio de valor o una connotación sobre todo y especialmente en esta época.

Índices y promedios

Más adelante abunda sobre las nuevas herramientas para mejorar la comunicación y transparencia para informar cómo van con su lucha contra la inflación, y que se dieron a conocer el pasado 28 de febrero en el Informe Trimestral de la Inflación.

A partir de esa fecha, en cada reporte incluirán un pronóstico trimestral promedio puntuales para la inflación y sobre la utilidad de los indicadores de holgura para la identificación de presiones inflacionarias y
la estimación de la inflación subyacente fundamental.

“En general ha sido bien recibido por los mercados, analistas y agentes económicos. La gente lo ve como una manera de ser más claros y con más transparencia; en general nos va a ayudar a la comunicación con el público, porque cuando la inflación esté por arriba o por debajo de esa trayectoria el banco va a tener que explicar por qué está donde está, y si esos elementos junto con otros factores dan lugar a una revisión en la postura de la política monetaria”, explica.

Alejandro Díaz de León detalla que lo que impulsan, a través de los economistas que siguen a México y que hacen comentarios acerca del informe tanto de la publicación, la proyección y el reacomodo de las secciones que cambiaron de orden, se introdujo una sección nueva sobre las condiciones de holgura de la economía.

“En fin se introdujeron varios elementos y en general se han recibido bien y han gustado y tratamos de hacer el diagnóstico y la evaluación y el diagnóstico con más claridad”, dice.
12mar18-precios.gif

Crecimiento potencial

De los indicadores de holgura para la identificación de presiones inflacionarias, pondera que se trata de ver cómo va la economía con relación al crecimiento potencial.

Refiere que normalmente es fácil identificar en qué parte del ciclo está la economía para ver si puede haber presiones de demanda agregada o no.

Señala que México ha tenido un ciclo especialmente atípico tanto por el tipo de ciclo en Estados Unidos o los choques que ha enfrentado, que por lo general, la gráfica que se utilizaba para identificar ese momento, era la brecha del producto y se indicaba si estábamos por arriba o por abajo.

Pero dada la complejidad del entorno en los últimos años, se hizo un ejercicio de condiciones de holgura de manera adicional y complementaria al análisis que se hacía, se introdujeron variables para ver qué relación guardan con la inflación.

Había cuatro grupos de variables: consumo, actividad económica, demanda, financiero y laboral para ver cuál es el comportamiento de esos indicadores con relación a la inflación para ver si la economía crece por arriba o por abajo de su potencial.

“Creo que va a ser una herramienta útil y sobre todo el mensaje de fondo, es que es un instrumento adicional, que nos ayuda a entender mejor la posición de la economía a lo largo del ciclo y nos va a permitir identificar presiones inflacionarias”, expone.

¿Ha habido periodos en que la economía ha estado por arriba de su potencial?

—Sí, hace tiempo, por eso decía que ha sido un ciclo atípico; después de la crisis financiera de 2008 y 2009 ha sido un ciclo muy atípico, antes de ese periodo puedes identificar los ciclos en que la economía ha crecido por arriba y por debajo de su potencial.

¿A qué se refiere como potencial?

—Hay dos formas de verlo: una es la manera estadística que es básicamente un promedio de largo plazo, es decir, el potencial que los datos muestran, y la otra, dado la dotación de factores capital, de trabajo, tecnología se hace una proyección de cuánto sería el potencial en la economía.

“La mayoría de los ejercicios y la mayoría de los bancos centrales utilizan datos históricos y a veces no es fácil apostar a que va a haber un cambio en el producto potencial cuando hay alguna reforma por ejemplo, y asumir que la economía va a crecer de manera sostenida por arriba de eso, sino que la gente espera que eso se vea en datos y si está en las cifras pues uno asume que es parte del potencial”.

¿En número?

—El número está entre 2.5% y 3%, ese sería el rango. Si uno hace un promedio de los últimos 10, 15 o 20 años, el crecimiento va a estar en ese rango.

¿Entonces, por arriba del potencial sería más de 3%?

—Sí, si está creciendo por arriba de eso nos estamos expandiendo por arriba de lo que históricamente hemos visto como tendencia y hay que identificar si puede generar o no presiones de demanda sobre los precios.

¿Cuánto tiempo les llevó construir ese indicador?

— Ese indicador de holgura también se usa para la definición de subyacente que se llama, subyacente fundamental que se introdujo también en el informe. Ha sido un esfuerzo intenso del área de investigación que realizó la Junta de Gobierno hace unas semanas, justo antes del informe de inflación; hay muchos estudios que el área de estudios tiene y ahora se le pudo dar el énfasis y enfoque especial.

¿Qué otros bancos centrales utilizan este tipo de indicadores?

—Este indicador de holgura que se utiliza para crear como una subyacente fundamental como la llamamos, la usa el Banco Central Europeo y la llama super core, algo así como la “super, super subyacente. Es un estudio y un ejercicio que ha hecho el Banco Central Europeo.

¿Ha funcionado?

—Sí, es útil, lo han hecho de tiempo atrás y creo que estamos justo en ese esfuerzo en tratar de aprovechar lo que ha sido útil en otros lugares, de intentar reforzar nuestro entendimiento del proceso inflacionario y creo que parte de ese esfuerzo fue darle este giro al informe trimestral.

Comportamiento de la inflación

El gobernador central habla de cómo va la trayectoria de la inflación.

“Ha sido de una inflexión a la baja, la general cerró en 6.77% el año pasado, la subyacente en 4.87%. En febrero están en 5.34% y 4.27% respectivamente, entonces claramente se ve en los dos rubros una reducción”, dice.

Si se ven los pronósticos del promedio que dieron por primera vez, afirma que hay congruencia en los datos que se están observando con lo que se publicó y en ese sentido están acordes con lo previsto.

¿Habrá sorpresas en el año?

—Seguimos expuestos a riesgos, justamente el pronóstico de la inflación debe entenderse en combinación, en la gráfica de abanico que se presenta, viene un intervalo de confianza o variabilidad para la inflación. Una cosa es la tendencia central, es decir, la de mayor probabilidad, pero también estamos sujetos a riesgos y puede haber muchos; uno es la depreciación del tipo de cambio, choques en productos sean agropecuarios o energéticos por alguna razón no anticipada, como hemos visto con los huracanes, que tuvieron un efecto no sólo en los agropecuarios, porque dañaron cosechas de jitomate en Florida, y México exportó, pero elevaron los precios.

“También los huracanes que golpearon la costa de Estados Unidos y el golfo de México suspendieron la capacidad de refinación por mes y medio e hizo que los inventarios de propano cayeran y el gas LP subiera. Siempre puede haber choques que son difíciles de prever o anticipar, y por eso, lo natural en es considerar que no se presenten adicionales ni para ayudar ni perjudicar, si estos se presentan estarían o ayudando a bajar la inflación o presionándola”.

Fábrica de billetes

Del comportamiento de la base monetaria o demanda de billetes y monedas en 2018, un año electoral, el gobernador del Banco de México, instituto que tiene a su cargo la emisión del papel moneda y poner en circulación las monedas, afirma que es algo que tiene un patrón estacional.

Por ejemplo, dice que subió mucho la demanda en diciembre y regresa el circulante en enero y febrero, son los ciclos más grandes, lo que se repetirá ahora que llegue Semana Santa.

Además, precisa que también se incrementa la demanda los viernes y los días de quincena y baja los martes.

“Tiene un comportamiento y flotación marcado y la verdad es que lo que busca hacer el Banco de México es satisfacer la demanda de billetes y monedas; cuando el público necesita billetes y monedas, por ejemplo, para el periodo vacacional, el día de mayor demanda es el viernes anterior a Navidad, al 25 de diciembre”, destaca.

“Cuando el público demanda circulante lo tenemos que proveer, a través de la banca, y ésta es la que lo suministra a través de sus sucursales y cajeros; y cuando la gente le regresa el circulante, la banca comercial lo regresa con nosotros, porque si no le costaría la tasa de interés de estarlo guardando en sus cajas”, detalla.

Así lo ponemos y lo regresan, dentro de ese patrón estacional, puede haber muchas razones de uso de efectivo, todo está en comportamiento de los patrones del uso de efectivo.

¿Por ser año atípico electoral…

—Puede aumentar la demanda de billetes y monedas o no, crecer menos o no, se verá en los siguientes meses; las fluctuaciones que hay obedecen a estos factores, lo que hemos visto en el pasado es que el comportamiento guarda relación con los patrones normales, no es fácil identificar fechas o situaciones particulares.

¿Habrá nuevo billete este año?

—Tenemos una estrategia de revisión, adecuación y puesta en circulación de billetes, al día de hoy no tenemos nada para anunciar.

¿Le va a tocar inaugurar la nueva fábrica de billetes?

—Estamos trabajando fuerte para que todo camine en tiempo y forma y será un gusto anunciarlo en tiempo y forma cuando la fábrica esté lista.

Todavía no hay fecha, pero todo va bien; para el banco va a ser muy útil contar con dos plantas en las cuales tengamos procesos manufactureros para asegurar la circulación.

Liga El Universal clic aquí