IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Servicios

  • Imprimir
  • youtube

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, advirtió que los principales riesgos para la economía mexicana, pero también los mayores retos en los próximos tres años, consisten en resolver los retos estructurales que permitan detonar el crecimiento potencial de la economía y la productividad, lo cual también ayudaría a la conducción de la política monetaria, por medio de menores presiones inflacionarias.

Un importante riesgo interno en la economía mexicana se ubica en el Estado de derecho, en el cual tenemos problemas muy claros de inseguridad, de corrupción, lo que está ligado con las afectaciones en el suministro de gasolina”.

Sobre las posibles afectaciones por las fallas en el suministro de gasolina, dijo que ello dependerá de que tan rápido puede normalizarse la situación.

El traslado de bienes y productos puede estar resintiendo estas afectaciones en el suministro y dependiendo de qué tan sostenida es esta afectación puede reflejarse en la actividad económica y la inflación, pero confío en que esto se pueda normalizar lo antes posible para que tenga la menor afectación”, recalcó, al presentar las Perspectivas Económicas de Banxico para 2019 en el ITAM.

Cuestionado sobre los riesgos que enfrenta la autonomía del instituto central, respondió que “la autonomía tiene su mayor defensa en toda la sociedad que no quiere regresar a un entorno de inestabilidad financiera, de crisis de balanza de pagos como la que sufrimos en los 80, creo que son muy claros los costos de no tener un emisor de dinero autónomo.

El funcionario reconoció que la economía del país ha enfrentado una incertidumbre significativa con una depreciación del tipo de cambio real también importante.

Cuando la incertidumbre se incrementa la política monetaria debe ser aún más cautelosa”, subrayó.

Tenemos actualmente la tasa de interés interbancaria de 8.25 por ciento y es un nivel que se considera que es necesario para contribuir a que la inflación retome su trayectoria descendente hacia el 3 por ciento y lleguemos a la meta de inflación”, subrayó.

Expuso que ante los factores de riesgo para la inflación y sus expectativas, la política monetaria se ha ajustado de manera oportuna y firme.

Esto ha sido fundamental para que la economía pueda transitar con orden a lo largo de un entorno marcadamente volátil e incierto.

Es claro que es una necesidad de aumentar la tasa de crecimiento potencial de la economía y también se debe dar certidumbre a la inversión respeto a la propiedad privada y certeza jurídica”, insistió.

En cuanto a los riesgos en la parte externa se ubican en las dudas sobre el modelo de integración global. “Creo que sí está en riesgo mucho de la arquitectura y de la integración global, México ya por muchas décadas ha apostado a ser una economía abierta y plenamente integrada a la economía global, y cuando esto está en riesgo, obviamente es un factor de preocupación, cosa que el tipo de cambio reflejó en 2017 y 2018.

Liga El Universal clic aquí