IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

Por: Silvia Rosa Matus de la Cruz
@SilviaRosaM
Presidenta de la Comisión de PLD/FT y Anticorrupción del IMCP

Texto Original: Lohmuller, Michael (02 de Septiembre de 2016). En Brasil, se va Rouseff, pero se queda la corrupción en las élites | El Mostrador

http://es.insightcrime.org/analisis/en-brasil-se-va-rousseff-pero-se-queda-la-corrupcion-en-las-elites

La destitución de su cargo de la presidenta Dilma Rouseff no es un gran paso en la lucha contra las redes de corrupción en las altas esferas de Brasil, y más bien sugiere que ella fue la perdedora en una batalla entre las élites del poder en el país, cita el artículo presentado por Insight Crime.

Al respecto, se comenta que el 31 de agosto, el senado brasileño votó con 61 a favor y 20 en contra, la destitución de Dilma Rouseff como presidenta. La votación fue el paso siguiente a un juicio político en contra de la ex mandataria – quien fue suspendida de su cargo en mayo – acusada de manipular el presupuesto federal para ocultar los problemas económicos de país.

La nota menciona que la destitución de Rouseff marca el cierre de 13 años de gobierno de partido de los trabajadores, que se inició con su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva en 2003. Asimismo, se expone que en una votación aparte, los senadores no lograron alcanzar la mayoría de dos tercios necesaria para inhabilitar a Rouseff para ejercer cargos públicos por 8 años.

Michel Temer, quien fue vicepresidente de Rouseff y presidente interino durante su juicio, recibió la investidura como presidente luego de la votación. Él será quien ocupe la presidencia por lo que queda del periodo de Rouseff, hasta 2018.

La administración de Rouseff había entrado en una creciente presión debido a la investigación de varios escándalos de corrupción y al empeoramiento de la situación económica de Brasil.

Según datos de The Wall Street Journal, Brasil anunció un crecimiento de 7.6% en su PIB en 2010, el año en que Rouseff fue elegida para su primer periodo, pero este año se espera que la economía se contraiga en 3.2%, luego de la caída de 3.8% en 2015.

La investigación por corrupción en curso de la petrolera estatal brasileña (Petrobras), conocida como operación Lava Jato, también afectó la popularidad de Rouseff. Las indagaciones sobre este escándalo, cuyo centro son las conspiraciones en licitaciones de exploración, han implicado a unos 50 congresistas brasileños y a muchos altos ejecutivos cariocas.

“Como presidenta de la junta directiva de Petrobras cuando ocurrió gran parte de la corrupción investigada, Rouseff fue objeto de intenso escrutinio y sospecha; Sin embargo no ha salido evidencia a la luz que la implique en algún delito en conexión con ese escándalo.

Según se menciona, Rouseff calificó el proceso de impugnación en su contra como un golpe parlamentario y defendió sus acciones diciendo: “no cometí los crímenes de los que se me acusa de manera arbitraria e injusta”.

El gobierno de Temer enfrenta una dura batalla para revertir el declive económico en Brasil y sanar las divisiones políticas en el país luego de la gran polémica y la polarización que suscitó el juicio político contra Dilma. Temer no goza de popularidad y – su índices de aprobación rondan el 12% – además de que se vio envuelto en un escándalo propio por la financiación ilícita de campañas políticas.

Descarga el boletín, clic aquí