IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

Introducción

Recientemente, las autoridades fiscales han utilizado con mayor
frecuencia al juicio de lesividad para obtener la declaratoria de
nulidad por parte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa,
de resoluciones favorables a los intereses de contribuyentes
expedidas por las propias autoridades fiscales, en respuesta a las consultas que sobre situaciones reales y concretas les han formulado contribuyentes para “obtener seguridad jurídica” en la interpretación y aplicación de alguna disposición de carácter fiscal que resulte poco clara en cuanto a su alcance y contenido o que permita varias interpretaciones.

Efectivamente, existen innumerables disposiciones fiscales que
generan dudas razonables en cuanto a su interpretación permitiendo
al menos dos interpretaciones con efectos fiscales diversos, razón por la cual el legislador decidió crear la figura de las resoluciones favorables a los particulares en aquellos casos en que formularan una consulta de confirmación de criterio sobre una situación real y concreta, a fin de que si obtenían una resolución favorable a sus intereses, no pudiera ser desconocida por las autoridades fiscales sino mediante declaratoria de nulidad por parte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa mediante juicio iniciado por las propias autoridades en el que se acreditara la ilegalidad de dichas resoluciones.

Esta figura jurídica es muy utilizada por parte de los contribuyentes a fin de evitar contingencias fiscales ya que al obtener la confirmación del criterio por parte de las autoridades fiscales, se presupone que difícilmente será desconocida o incluso impugnada por parte de las autoridades fiscales.

Sin embargo, resulta de particular preocupación para los contribuyentes a la luz del principio de seguridad jurídica contemplado en nuestra Constitución, el contenido de la legislación actualmente en vigor ya que faculta a las autoridades fiscales a impugnar prácticamente cualquier resolución administrativa de carácter individual favorable al particular.

Igualmente, son preocupantes los efectos que pueden derivar de la posible declaratoria de nulidad de la resolución favorable a los intereses
del contribuyente, pues aún y cuando este fue prudente en cuanto a su actuación al haber solicitado se confirmara su criterio de interpretación
para evitar o disminuir posibles contingencias a su cargo, la legislación al precisar los efectos de la declaratoria de nulidad, no toma en cuenta esta situación y simplemente retrotrae los efectos de la declaratoria de nulidad en pleno perjuicio del contribuyente en clara violación al principio de seguridad jurídica.

En este ensayo se realiza un análisis y crítica a las disposiciones legales que regulan el juicio de lesividad en nuestro país, proponiéndose una modificación a las mismas a fin de brindar seguridad jurídica a los contribuyentes pero al mismo tiempo, reconociendo la necesidad de
que esta figura prevalezca en nuestra legislación como un instrumento útil para que en casos graves y claramente regulados por la ley,
las autoridades fiscales puedan obtener la nulidad de alguna resolución favorable a los contribuyentes que sea abiertamente ilegal en perjuicio del erario público.

-*
Descargar la versión completa (Click Aquí)