IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) demora desde hace cuatro años la ejecución de sanciones a contribuyentes para así “engordar” su monto, aseguró Ernesto Manzano García, miembro de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

“El pavo ya lo tienen en el SAT, pero esperan que tenga el relleno, porque con la factura electrónica desde el 2014, con la reforma fiscal integral, conocen la contabilidad de todos los contribuyentes”, expuso en una reunión con socios del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León.

“Ahora nada más esperan que ese pavo tenga el relleno para poder empezar a sancionar”.

La reforma fiscal, que buscó compensar la caída en los ingresos petroleros del Gobierno en el 2014, dijo Manzano, ya empezó a dar frutos hace un año con el aumento de la recaudación, pero ahora crecerá en forma exponencial.

“Hay en circulación facturas falsas por alrededor de un billón y medio de pesos y hay también pérdidas fiscales inexistentes por más de 2 billones de pesos”, indicó.

“Si nosotros sumamos el importe de pérdidas falsas y el de facturas falsas, estamos hablando de un monto equivalente casi al 40 por ciento del Presupuesto de Egresos de este País. El nivel de la evasión es alarmante”.

Manzano advirtió que el Certificado Fiscal Digital por Internet (CFDI), o factura electrónica, versión 3.3 permite al SAT garantizar por lo menos una recaudación de 2.9 billones de pesos en el 2018.

“Muchas personas piensan que no va a pasar nada y que pueden seguir haciendo actividades ilícitas”, advirtió.

“Pero el fisco tiene sus tiempos y también los casos penales tienen sus tiempos, por lo que la recaudación crecerá en forma exponencial en el 2018”, advirtió el también socio fundador de la firma tapatía Manzahernández y Compañía.

Otra herramienta que consideró que ayudará al SAT a elevar la recaudación en el 2018 es la aplicación de una reforma al artículo 69B del Código Fiscal de la Federación, de diciembre pasado, la cual abre al fisco la posibilidad de presumir en distintos escenarios que un contribuyente compró facturas falsas, prácticamente sin defensa.

“Hay una iniciativa poco difundida de un artículo 69B-BIS que está en el Senado con el que el SAT podrá desconocer todas estas pérdidas”.

También permitiría al SAT identificar bajo sus propios criterios la realización por parte de algunas empresas de algunas fusiones y adquisiciones para simular pérdidas con fines fiscales.

“Con el CFDI versión 3.3, la gente del SAT puede desde un escritorio conocer la contabilidad de todas las empresas y hacerles auditorías sin pararse de su escritorio”.

El especialista advirtió que aun cuando 6 de cada 10 contribuyentes operan en la economía informal en México, con estos instrumentos podrán ser detectados a través de la Banca no sólo por el SAT, sino por la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda, y la Procuraduría General de la República.

“Cualquier persona con cuenta bancaria o que utilice el sistema financiero será fiscalizada e incluso investigada por otras autoridades para detectar evasión y hasta lavado de dinero en el 2018”.

Liga Mural clic aquí