IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

A los asalariados que ganan hasta 400 mil al año pero tienen un sólo patrón “les conviene” presentar su declaración fiscal anual aunque no estén obligados a hacerlo porque pueden tener “saldo a favor” al deducir honorarios médicos, intereses por créditos hipotecarios, donativos, gastos funerarios y colegiaturas, aseveró el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

José Luis García Ramírez y José Manuel Etchegaray, presidente e integrante de la Comisión Representativa ante Organismos de Seguridad Social (CROSS) del organismo, previeron que por esa razón este año aumentará el número de declaraciones fiscales, más aún porque cada vez es mayor el número de contribuyentes que sabe que las devoluciones se realizan en un plazo de 5 días, aun cuando el Sistema de Administración Tributaria (SAT) haya manifestado que los asalariados con ingresos hasta por 400 mil pesos y una cuenta bancaria que les dé intereses menores a 20 mil pesos anuales ya no están obligados a presentar la declaración.

Incluso José Luis García consideró que tomarse como una “declaración ficta” el hecho de que el SAT cuente con los datos de los 2.4 millones de asalariados a los que formalmente liberó de hacer la declaración anual o hacerla cuando lo deseen sin cumplir el plazo fatal del 30 de abril.

“Si los contribuyentes no están obligados a presentar la declaración, como los que ganan 400 mil pesos de un sólo patrón, no pasa nada y si tienen saldo a favor, pues ahí se les queda. Quienes están obligados a presentarla, pues el SAT los va a requerir, y es el caso de quienes ganan más de 400 mil pesos con dos o más patrones o bien si tiene salarios más arrendamiento, honorarios, actividad empresarial o intereses por más de 100 mil pesos. También debe presentar declaración el contribuyente que sólo tiene ingresos por salarios y dos patrones de manera simultánea” , señaló Etchegaray.

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) informó que este año los contribuyentes que sólo tienen ingresos por salarios o salarios más intereses hasta por 20 mil pesos no están obligados a presentar la declaración anual, pero si lo desean, pueden presentarla en cualquier momento del año.

Sobre la devolución de impuestos, José Manuel Etchegaray mencionó que para obtenerla por el pago de honorarios médicos, por ejemplo, éste debe haberse realizado por transferencia electrónica o tarjeta bancaria para que sea aceptada por el SAT y en particular destacó que los contribuyentes que están pagando una hipoteca pueden obtener la devolución de impuestos con la declaración.

También se pueden deducir las aportaciones voluntarias que se hacen a las cuentas individuales de ahorro para el retiro, pero advirtió que si el contribuyente retira esos recursos posteriormente, se le retendrá un impuesto del 20 por ciento.

José Luis García destacó que las facilidades que ahora ofrece el SAT para la declaración de impuestos, como el prellenado del formato y que no sea necesario la firma electrónica en determinados casos, contribuye a que el trabajo del gremio de los contadores “suba de nivel” y tenga “mayor valor agregado” porque fungirán como asesores de los contribuyentes y no para llenar las declaraciones como venían haciendo.

Un contador público es “un asesor de impuestos y no un pagador de impuestos”, puntualizó. Descartó que con las facilidades del SAT ya no se vayan a requerir contadores públicos y sostuvo que no se encarecerán los servicios del gremio porque los servicios que ofrecen son distintos.

Liga La Jornada clic aquí