IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

En los Precriterios de Política Económica para el 2020, calcularon que el pago de impuestos sumaría $3.30 billones; el SAT hará más actos de fiscalización.

El gobierno volvió a modificar a la baja su estimación de los ingresos que obtendrá este año a través del pago de impuestos de los contribuyentes, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Para el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se estimó que los ingresos tributarios sean de 3.23 billones de pesos, de acuerdo con el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública del segundo trimestre del año de Hacienda.

El monto es menor en 72,800 millones a lo aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2019, cuando se estimó que los contribuyentes aportarían 3.31 billones de pesos a las arcas del gobierno.

Además, en abril pasado el gobierno ya había modificado a la baja la meta de recaudación tributaria en los Precriterios Generales de Política Económica para el 2020, en donde estimó que éstos sumarían 3.30 billones de pesos.

En el 2018, el gobierno federal recaudó un total de 3.06 billones de pesos a través del pago de impuestos.

En su momento, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) advirtió que un menor crecimiento de la economía terminaría por afectar los ingresos que el gobierno obtiene a través del cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes.

“En el IMCP somos de la opinión de que esta variable deberá seguirse revisando en forma particular y constante, ya que la disminución en la actividad económica afecta a toda la base de contribuyentes, tanto en materia de ISR como de IVA, y podría no ser necesariamente soportada por el incremento en el número de contribuyentes o base si, por ejemplo, este incremento se debiera al aumento de contribuyentes registrados en el Régimen de Incorporación Fiscal, los cuales son sujetos de una reducción de sus obligaciones fiscales en forma significativa”, explicó Mario Morales, vicepresidente fiscal del IMCP.

Agregó que, aunque la estimación sea menor, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), que se encarga de recaudar los impuestos, hará mayores actos de fiscalización para obtener más recursos.

Lo anterior estaría en línea con el combate actual del fisco contra la evasión y elusión fiscal a través del uso de comprobantes fiscales falsos, empresas fantasma, e incluso a través de la venta de productos ilegales, como cigarros, bebidas alcohólicas o ropa y calzado.

De enero a junio de este año, los ingresos tributarios sumaron 1 billón 694,057 millones de pesos, 4.4% más que 1 billón 558,076 pesos que recaudó el gobierno en el mismo periodo del 2018. Además, representaron 64% del total de los ingresos del gobierno.

Menor PIB afecta ingresos

La SHCP, ahora bajo la dirección de Arturo Herrera, consideró un crecimiento económico de 1.1% para la estimación de las finanzas públicas del 2019, tasa menor a la de 2% que se estimó en el Paquete Económico 2019.

Por lo anterior, Hacienda no sólo redujo la previsión de la recaudación tributaria, sino también los ingresos petroleros, con lo cual se afectaron los ingresos presupuestarios totales del gobierno, los cuales ahora se estiman en 5.25 billones de pesos, 47,400 millones menos que 5.29 billones presupuestados en la LIF 2019.

“(Lo anterior se debe) a que se estiman menores ingresos petroleros en 153,600 millones de pesos, por una menor plataforma de producción de petróleo crudo y menores ingresos tributarios no petroleros en 72,800 de millones de pesos”, explicó la dependencia.

Agregó que estos menores ingresos serán, en parte, compensados con los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) por 121,000 millones de pesos.

De acuerdo con el artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, los recursos del FEIP, que actualmente ascienden a 296,314 millones de pesos, se pueden utilizar para compensar el faltante de ingresos presupuestarios, ya sea por una disminución de los ingresos petroleros o por un menor crecimiento económico que impacte en los ingresos tributarios.

Liga El Economista clic aquí