IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

El desabasto de combustible podría tener repercusiones sobre el crecimiento económico de este año, advirtió el área de análisis económico de Citibanamex. Si la problemática se extiende a una duración de 45 días, se perderán 0.3 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB).

Agregó que este problema podría representar la primera crisis del gobierno, a menos de dos meses de iniciar. Los analistas de Citibanamex recordaron que fue el 27 de diciembre de 2018, cuando López Obrador presentó su plan contra el huachicoleo, como se conoce en México al robo de combustible.

Un problema importante desde principios de la década de 2000, pero que se ha intensificado en los últimos años. Pemex estima que el robo constituyó 4.4% del suministro de combustible. Además, la administración federal, señaló que el valor de los bienes robados asciende a 66 mil millones de pesos anuales.

Aun cuando aplaudimos la resolución del gobierno para combatir un problema que gradualmente se ha convertido en una amenaza nacional, pensamos que los efectos secundarios de su estrategia pueden ser importantes”.

Un componente clave de la respuesta del gobierno consistió en el cierre de los ductos de gasolina en todo el país, particularmente en las regiones centro y centro-oeste, donde más prevalecen los informes sobre el robo de combustible.

El problema con esta estrategia es que la capacidad de almacenamiento es bastante limitada, de alrededor de tres días-inventario, lo cual implica que un cierre repentino en los ductos afecta al usuario final de inmediato a menos que se encuentre un método de entrega alternativo.

Suponiendo que las condiciones vuelvan a la normalidad en los próximos días, un supuesto inicial es una pérdida bruta en el PIB atribuida a la escasez de combustible de alrededor de 39 mil millones de pesos”, precisó.

“Impacto devastador”

Los representantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos confían en que el abasto de gasolina se restablezca a la brevedad, al advertir que si la problemática se posterga por mayor tiempo generaría efectos nocivos en la economía.

Si la cuestión se prolonga, tendría un efecto muy dañino y devastador, ya que se pudieran generar compras de pánico o provocar una falta de insumos para la industria manufacturera, que a su vez perjudicaría a la balanza comercial.

“Pero hoy no vemos que esto se vaya a dar ni los mercados están descontando eventos de este tipo”, enfatizó Ernesto O’Farril, presidente de la Comisión de Análisis Económico de ese instituto.

— Felipe Gazcón

*livm

Liga Excélsior clic aquí