IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

La eliminación de la compensación universal ya impactó en el flujo de efectivo de los contribuyentes, de acuerdo con el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Mario Morales, vicepresidente fiscal del IMCP, declaró en conferencia de prensa que esta acción empezó a afectar a los contribuyentes desde enero y que incrementará su impacto para el mes de febrero.

“La eliminación ha empezado a tener sus efectos en el flujo de efectivo y en el capital de trabajo de los contribuyentes desde enero y, ahora, se va incrementando al presentar el pago provisional correspondiente a enero que se debe realizar en febrero”, explicó.

El impacto se da, añadió, porque los contribuyentes no pueden usar su saldo a favor por IVA para pagar el impuesto que deben. Esta facilidad se eliminó en la Ley de Ingresos de la Federación para el 2019, ya que la autoridad detectó que se abusó de la compensación que daba espacio a la evasión fiscal.

En este sentido, aclaró que el IMCP está a favor del combate a la corrupción; sin embargo, esto no debería de afectar a los contribuyentes que son cumplidos.

Si bien a finales de enero el Servicio de Administración Tributaria (SAT) emitió reglas generales que aliviaron, en parte, la problemática de la eliminación de la compensación, varios organismos y analistas afirmaron que esta acción sólo resolvía el problema de manera temporal.

“El IMCP insiste en la necesidad de que las autoridades desarrollen mecanismos alternos que permitan a los contribuyentes cumplidos la recuperación de los mencionados saldos a favor de manera ágil y rápida, tales como la creación de un padrón de contribuyentes cumplidos, un sistema similar a la certificación que existe en la industria maquiladora o una certificación emitida por un contador público certificado ante el SAT”, precisó.

Frente a esta problemática, el vicepresidente fiscal refirió que el IMCP apoya la iniciativa que presentaron senadores de Morena y el PAN para modificar el Código Fiscal de la Federación (CFF) para regresar la figura de la compensación universal. El documento impulsado por los senadores propone eliminar la facultad discrecional que tiene la autoridad fiscal para establecer la posibilidad de que se compensen contribuciones de distinta naturaleza, de manera tal que ésta sólo opere tratándose de la misma contribución.

Además, establece que aquellos contribuyentes que cumplan sustantivamente con sus obligaciones fiscales puedan ejercer su derecho a la compensación de las cantidades que tengan en su favor en contra de aquellas que estén obligados a pagar, por adeudo propio o por retención de terceros, sin que tenga que ser límite para ello el que deriven de un mismo impuesto.

Respecto a los amparos que algunos contribuyentes han presentado, Mario Morales refirió que el inconveniente es que muchos de estos juicios se resuelven en, al menos, dos años, mientras que el otro tema es ver si les dan o no la suspensión provisional para seguir con la compensación universal hasta que se resuelva el caso.

“Otro punto es que si se van al amparo, les dan la suspensión provisional pero se llega a perder el caso, el contribuyente tendrá que deshacer las compensaciones que hizo y pagar los recargos y actualizaciones”, agregó.

Cuidar la centralización de compras

Por su parte, Moisés Alcalde Virgen, presidente de la Comisión de Revista del IMCP, refirió que es fundamental, para el ejercicio del gasto, la adecuada implementación de la centralización de las compras de gobierno.

Las estimaciones del gobierno prevén que con esta centralización se puedan generar ahorros de hasta 30% en el gasto.

“Vale la pena mencionar que efectivamente puede haber ahorros por compactación de estructuras y por el redimensionamiento administrativo”, refirió Moisés Alcalde.

Agregó que si bien la propuesta del gobierno es positiva, sobre todo en el lado del ahorro, se debe tener cuidado, ya que de no implementarse bien podrían entorpecer el ejercicio del gasto público.

“Una preocupación latente en estos procesos de centralización de compras es la eficiencia del proceso, la rapidez con la que se hagan las licitaciones públicas. El concentrar súbitamente todos los procesos de adquisición de un sector central tan grande y amplio, puede generar un cuello de botella que entorpezca los procesos de adquisición”, declaró.

En este sentido, añadió que el proceso para hacer las licitaciones necesita de mucha coordinación de las diferentes áreas involucradas y personal especializado, sobre todo cuando se trata de la adquisición de bienes especializados.

“¿Cuáles son los retos? Son miles de licitaciones al año, se puede hacer un cuello de botella de manera tal que no se puedan desahogar todas las licitaciones, un segundo reto es que las áreas deben estar especializadas para hacer las licitaciones y el tercero, es la transparencia, que todo el proceso esté abierto para cualquier ciudadano y pueda ver qué se licita”, aseveró Alcalde Virgen.

Necesaria, convención hacendaria

En la conferencia de prensa, los contadores públicos también destacaron la necesidad de tener una Convención Nacional Hacendaria para “repensar forma en que la riqueza pueda ser redistribuida de manera eficaz y eficiente”.

“Ya sabemos que el gobierno ha planteado que, en los primeros tres años de este sexenio, no habrá una reforma fiscal, pero se puede empezar a trabajar desde ahorita para ver los tratamientos, cómo redistribuir las participaciones y cómo hacer más eficiente la distribución de los ingresos”, mencionó Mario Morales.

Por otro lado, los contadores calificaron como favorable el programa de responsabilidad compartida del Infonavit; sin embargo, lo consideraron limitado y dirigido a un segmento muy específico de la población.

Liga El Economista clic aquí