IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

Una respuesta rápida para contener los efectos negativos de la reforma fiscal de EU en México, ante la baja posibilidad de una reforma fiscal antes de cerrar el sexenio, es la ampliación de deducciones fiscales para las empresas del país, aseguró Mario Morales, presidente de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Explicó a Excélsior que “ampliar las deducciones que tienen las empresas sí es posible implementarlo desde este año y podría irse preparando el camino mientras se lleva a cabo una reforma fiscal integral en el país”.

Entre las deducciones que podrían implementarse, dijo, sería la inmediata de activos operativos, es decir que las empresas puedan deducir de forma expedita la adquisición de maquinaria o herramien- tas propias de la ampliación de su producción; asimismo, dijo que es necesario deducir la previsión social que pagan las empresas.

Si bien cualquier medida que se tome requerirá de un contrapeso para no provocar un gasto fiscal, destacó que si se implementara la deducción inmediata de los activos fiscales eso provocaría un au- mento en la productividad de las empresas lo que por sí sólo compensaría el efecto de esta medida tributaria.

En tanto, la deducción de la carga social de las empresas podría impulsar la contratación y con ello se aumentaría la base tributaria, lo que a su vez serviría para compensar estas deducciones que hasta ahora no es posible efectuar.

Recordó que en una reforma fiscal en México, lo primero que debería tomarse en cuenta es una reducción en el Impuesto Sobre la Renta a las empresas, a por lo menos 28%, desde el 32% actual.

Para compensar esta disminución, además del aumento en la base tributaria, dijo que habría que homologar el Impuesto al Valor Agregado, que debería aplicarse a alimentos y medicinas.

Liga El Diario Mx clic aquí