IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Publicaciones

  • Imprimir
  • youtube

El nuevo gobierno recibirá una autoridad tributaria con mayores capacidades para fiscalizar a los contribuyentes, en el contexto de una iniciativa de ley que propone eliminar la labor de los supervisores fiscales y confiar sólo en la palabra de los causantes.

Datos de la Secretaría de Hacienda muestran que entre enero y septiembre de 2018, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) registró una rentabilidad de fiscalización de 58.5%, lo que significa que, por cada peso invertido en auditar, logró recaudar 58.5, la tercera tasa más alta en 17 años.

Ello debido a que cada vez aplican menos auditorías, puesto que ejercieron 48 mil 333 actos de fiscalización, el menor número desde que hay registros para igual lapso, y a que el gasto ejercido para fiscalizar no ha tenido variaciones significativas, ya que se erogaron dos mil 408 millones de pesos en enero-septiembre, un aumento anual real de 0.7 por ciento durante el sexenio por concluir. Ello permitió que el SAT recaudara 140 mil 770 millones de pesos de enero a septiembre por auditorías, la segunda cifra más alta de los anteriores 17 años para un periodo.

EVALUAR

Mario Morales, vicepresidente Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), explicó a Excélsior que los planes del nuevo gobierno sobre fiscalización se tienen que hacer en función de los avances logrados.

“Hay que ver cómo se harán los sorteos, que es la estrategia planteada. Si se hacen a todo el universo de contribuyentes pueden afectar la eficiencia recaudatoria, porque pueden seleccionarse algunos que no representen mayores ingresos al fisco. Pero si se hace sobre un universo más acotado de acuerdo con el perfil de riesgo que ya hace el SAT, tendría mayor sentido en eficiencia”, expresó.

Comentó que en los últimos años, el SAT ha clasificado a los causantes por perfil de riesgo. “Para qué te vas sobre el 5%, que normalmente cumple, cuando sería mejor concentrarse en el 5% que nunca cumple”, dijo Morales. Por lo anterior, el experto del IMCP afirmó que “mi recomendación al nuevo(a) jefe(a) del SAT es que evalúen con calma lo que ya se tiene en fiscalización. Que vean qué funciona y qué falla”.

NUEVO PADRÓN

Sobre la iniciativa de la Ley de Confianza Ciudadana, que establece un nuevo padrón a cargo de la Secretaría de Economía, en el que estar inscrito acredita que se cumplen con las obligaciones fiscales, Mario Morales planteó algunas dudas.

“¿Será un padrón que duplica al Registro Federal de Contribuyentes? ¿Cómo se tratarán los datos personales? ¿Será Economía el actor bueno y el SAT el malo?”, a lo que añadió “creo que los casos de duplicidades de RFC ya son atípicos, ojalá no caigamos en errores que ya parecen superados”.

Sobre si la lógica de la Ley de reducir los sobornos en las verificaciones aplicaría al SAT, el experto del IMCP expresó “el organismo ya se adelantó hace años a esto y ahora aplica más auditorías en línea, con la minería de datos y la factura electrónica. No digo que no existan casos de soborno en las visitas que aún realizan, pero creo que los mayores casos se dan en otras áreas, como salubridad, laboral o permisos, y entre las autoridades estatales.

Liga Excélsior clic aquí