IMCP

Fundado en 1923 y conformado actualmente de 60 colegios de Contadores

Servicios

  • Imprimir
  • youtube

Para tener una mejor aproximación, existe el Sistema de Indicadores Cíclicos (SIC), integrado por dos indicadores compuestos: el indicador coincidente y el adelantando.

El primero considera el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), el Indicador de actividad industrial, ingresos de bienes y servicios al por menor; el número de asegurados permanentes ante el IMSS, la tasa de desocupación urbana y las importaciones totales.

El indicador adelantado considera la tendencia del empleo en las manufacturas, el momento adecuado para invertir, el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana, el tipo de cambio real, la tasa de interés interbancaria de equilibrio (TIIE) y el índice estadounidense S&P 500. Si el indicador coincidente y adelantando se colocan por debajo de la tendencia y decreciendo, la economía presenta una recesión.

Es decir, estos indicadores deben mostrar números negativos en general para poder decir con mayor aproximación si la economía mexicana está en recesión. Hasta ahora los resultados son mixtos. Por ejemplo, este viernes el INEGI informó que la actividad industrial de mayo se contrajo 2.5% respecto a abril; pero en ese mismo mes, el país tuvo un superávit comercial de 1,030 millones de dólares y la inflación se desaceleró a 3.95% en junio.La Bolsa mexicana acumula una ganancia de 2.6% en lo que va del año.

En agosto de 2018, el indicador coincidente se colocó por debajo de la tendencia y decreciendo, por lo que ha venido acentuándose. Por su parte, el indicador adelantando se encuentra por encima de la tendencia y creciendo hasta marzo pasado. El martes pasado, el nuevo secretario de Hacienda, Arturo Herrera descartó que México vaya a caer en recesión.

En conclusión: México no está en recesión económica hasta este momento.

AMLO se modera

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo que no ve ninguna amenaza de recesión en el país, respondiendo a crecientes preocupaciones sobre la salud de la segunda mayor economía de América Latina.

“No veo amenaza de recesión”, afirmó en conferencia de prensa matutina desde Nayarit. Sin embargo, con el paso de las semanas, López Obrador ha venido moderando su optimismo sobre el desempeño de la economía nacional: “Ojalá se equivoquen (quienes prevén una recesión económica), la suerte cuenta mucho, no solo la virtud y el trabajo… Hemos tenido suerte”.

Para este año, el gobierno federal prevé una expansión económica de hasta 2%, una cifra muy optimista comparada con la de bancos y especialistas en la materia para el mismo periodo. El tiempo nos dirá quién tiene la razón.

Liga Expansion clic aquí